ESG
La relevancia de los criterios ESG constituye la base de nuestro enfoque

9 MIN ARTICLE

 


IDEAS PRINCIPALES
  • Nuestros marcos de inversión en materia de cuestiones ESG nos ayudan a identificar cuáles son las cuestiones que impulsan la creación de valor a largo plazo.
  • Para dar forma a nuestras opiniones en materia de ESG, complementamos nuestra labor de análisis con datos procedentes de terceros.
  • Como gestores activos, podemos ajustar nuestro análisis ESG para reflejar la evolución de las condiciones.

En Capital Group reconocemos la necesidad, y el valor, de integrar los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés) en nuestro proceso de inversión. Este objetivo se enmarca en lo que ya hace tiempo acordamos que sería nuestra misión: mejorar la vida de las personas a través de la inversión.


Una de las características que distingue a Capital Group del resto de gestoras es nuestro enfoque a largo plazo. Por ejemplo, en lo que respecta a nuestra gama de fondos estadounidenses, el periodo de tenencia medio de los fondos de renta variable es de tres años, un 71% superior al de nuestra competencia1. No se trata de una coincidencia: nuestra exhaustiva labor de análisis, el diálogo continuo con las compañías y la diversidad de pensamiento nos llevan a optar por empresas que se centran en la creación de valor a largo plazo. Pensamos que el crecimiento y la rentabilidad a largo plazo de una compañía están directamente vinculados con la relación que mantiene con los clientes, los empleados, los proveedores, los reguladores y el entorno en el que opera.


Una perspectiva de tres, cinco o incluso diez años también nos permite identificar compañías estratégicamente posicionadas para cambiar el mundo de forma sustancial. En lo que se refiere a los criterios ESG, es tan importante saber identificar las oportunidades como entender los riesgos.


Muchos de los elementos que integran los criterios ESG encajan de forma natural en nuestro proceso de inversión y han sido objeto de atención de nuestros analistas y gestores de inversión desde los inicios de la gestora. Estamos intensificando las inversiones que forman parte de nuestro enfoque de integración de los factores ESG, construyendo un proceso transparente y sistemático y ampliando las posibilidades de ir mejorándolo de forma constante.


Basamos esta integración en un enfoque de tres pilares: el análisis, la supervisión y el diálogo. La labor que realizamos en cada uno de ellos impulsa al resto, lo que da lugar a un ciclo continuo de desarrollo. Nuestra intención era crear un proceso que se fuera reforzando a sí mismo, de manera que nos permitiera seguir aprendiendo.


Integración de los criterios ESG en The Capital System℠


El análisis es el elemento esencial de nuestro enfoque y se basa en la cuestión de la «relevancia». En otras palabras: nos centramos en aquellas cuestiones ESG que tienen un impacto directo en los resultados y las valoraciones.


Nuestros analistas de inversión han creado recientemente más de 30 marcos sectoriales de análisis, que se encargan de identificar los factores ESG que, en nuestra opinión, resultan relevantes en los distintos sectores, nos ayudan a entender cómo afectan a las compañías en términos financieros y nos permiten medir e integrar esta información en nuestro proceso de inversión. Todos los analistas de los equipos de renta fija y renta variable de Capital Group participaron en las conversaciones que llevaron a la creación de dichos marcos sectoriales. En total, Capital Group invirtió unas 4.000 horas de trabajo, con la participación de 175 analistas.


Nuestra capacidad para poder centrarnos en la información relevante pone de manifiesto una de nuestras mayores fortalezas: un experimentado grupo de analistas que evalúa las tendencias a largo plazo del sector y el potencial de las distintas compañías.


Nuestra intención es que estos marcos sectoriales nos ayuden a medir y evaluar los riesgos y las oportunidades que escapan al alcance de la métrica financiera tradicional. Entre las cuestiones que evalúan se incluyen las tendencias a largo plazo, como la transición energética y la desigualdad. También analizamos la forma en la que operan las compañías. Por ejemplo, ¿son capaces de construir una ventaja competitiva atrayendo, reteniendo y desarrollando a los profesionales adecuados? ¿Pueden aumentar la confianza de los consumidores ofreciendo productos más seguros?


Capital Group no es la única a quien le interesa entender y medir las cuestiones relevantes en materia de criterios ESG. Las compañías también trabajan en la gestión de estas cuestiones y en la presentación de información a los inversores. En 2019, el 90% de las compañías que integran el índice S&P 500 publicaron un informe de sostenibilidad, en claro contraste con el año 2011, donde únicamente la quinta parte de las empresas presentaron un informe de este tipo. En lo que respecta al interés que muestran las compañías por ofrecer información en materia de sostenibilidad, estamos solo al principio. El Consejo de Normas Contables de Sostenibilidad (SASB) ha elaborado una normativa para favorecer que las compañías puedan divulgar información de carácter relevante que pudiera afectar a las decisiones de inversión. Pensamos que se trata de una labor importante, lo que nos ha llevado a participar de forma activa en el Grupo de Asesores de Inversión del SASB.


La importancia de la relevancia


Sabemos que la definición de lo que resulta relevante es dinámica. No es raro que un factor poco relevante adquiera relevancia en poco tiempo. Cuando nos encontrábamos inmersos en el proceso de creación de nuestros marcos sectoriales, surgió la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y comenzaron a cerrarse las distintas economías, lo que nos ofreció un ejemplo real. Compañías de prácticamente todos los sectores se vieron obligadas a realizar cambios drásticos para proteger la salud y el bienestar de sus empleados, clientes y comunidades. Las que no lo hicieron se enfrentaron a importantes riesgos. Así que, en este caso, las cuestiones más relevantes pasaron a ser factores como la seguridad de los empleados, los salarios y las prestaciones, la gestión de la cadena de suministro y la ciberseguridad, dada la rápida transición al entorno digital.


En nuestra opinión, el reto que supone determinar qué cuestiones son relevantes y evaluar cuándo se reflejará dicha relevancia en el precio de las acciones representa una oportunidad para la que estamos especialmente preparados, gracias a nuestra sólida labor de análisis fundamental de primera mano.


No dejamos en manos de terceros esta labor de análisis fundamental, ni tampoco la evaluación de los criterios ESG.


Salud y seguridad en los restaurante en plena pandemia

El COVID-19 ha aumentado los riesgos a los que se enfrenta el sector de la restauración, uno de los cuales es el de garantizar la seguridad de sus empleados en su reincorporación al trabajo esencial. La seguridad siempre ha sido una cuestión relevante para los restaurantes, pero el COVID-19 la ha convertido en una prioridad. Las compañías tuvieron que replantearse la seguridad de sus empleados y ofrecer incentivos para quedarse en casa a aquellos que eran población de riesgo, además de favorecer su bienestar ofreciendo ayudas de estabilidad salarial, acceso a la atención sanitaria (incluida la salud mental) y cuidado de los hijos, siempre que fuera posible.

Criterio ESG relevante: Salud & seguridad

 

Relevancia en el análisis de inversión

Mejores prácticas

 

Las compañías se diferencian en las prestaciones de asistencia sanitaria y en la seguridad de los empleados, lo que puede dar lugar a una ventaja competitiva. Todas compiten por los trabajadores.

  • Superar los niveles mínimos en lo que respecta a los salarios y las prestaciones, con medidas como el reembolso educativo, la cobertura sanitaria, la asistencia en salud mental y los recursos para el cuidado de niños

Nuevos criterios relacionados con el COVID

El COVID-19 es un factor de riesgo adicional, con muchos casos vinculados a la posibilidad de que los empleados (trabajadores esenciales) puedan contraer el virus en su lugar de trabajo.

  • Ofrecer la baja por enfermedad que sea necesaria para garantizar que ningún empleado se vea obligado a acudir enfermo al trabajo

Análisis propio + datos de terceros:
una poderosa combinación


Los datos relativos a criterios ESG, cuando se basan en información cuantitativa o estandarizada, pueden ofrecer una valiosa información a nuestro proceso de inversión. Además de tratar de entender cuáles son las cuestiones relevantes en materia de factores ESG, nos hemos dado cuenta de que la información empleada para medir y evaluar las distintas compañías es muy importante.


El creciente interés por las cuestiones ESG ha traído consigo una gran cantidad de puntuaciones y calificaciones ESG. Es importante conocer cuáles son los límites de los datos procedentes de terceros. En la actualidad, la discrepancia que existe entre las calificaciones ofrecidas por los principales proveedores de datos en materia de criterios ESG es tan grande que resulta casi imposible determinar una opinión de mercado única sobre el perfil ESG de una compañía determinada. Según un estudio elaborado recientemente por la MIT Sloan School of Management, existe una bajísima correlación (0,61) entre las calificaciones ESG de los principales proveedores, en claro contraste con la correlación de 0,92 que existe entre las agencias tradicionales de calificación crediticia.


La misma intención, conclusiones muy diferentes

La calificación de riesgo de Sustainalytics y la puntuación de los criterios ESG de MSCI miden la gestión y la exposición de una compañía a los riesgos ESG. En el siguiente gráfico, cada punto representa a una compañía del índice MSCI All-Country World. Como puede observarse, existe una débil relación entre ambas puntuaciones, lo que demuestra la falta de acuerdo a la hora de evaluar a una compañía en materia de criterios ESG y pone de manifiesto las diferencias existentes entre las metodologías de calificación y la reducida cantidad de datos ESG directamente comparables.


Sustainalytics vs MSCI ACWI (ajustado)

Cada agencia de calificación decide cómo definir y medir las cuestiones ESG. Las agencias deciden qué cuestiones van a evaluar, cómo van a calcular el riesgo y cómo van a tratar de cubrir las deficiencias de información que se generan cuando las compañías ofrecen datos incompletos o incoherentes. El resultado es una falta de consenso en el mercado y una gran confusión.


Debemos ser selectivos con los datos ESG que utilizamos. Hay datos que son realmente sólidos, que se basan en información cuantitativa o comparable y que pueden resultar valiosos para nuestro proceso de inversión. Nuestros analistas identifican datos cuantificables de terceros sobre los que basar nuestro proceso de evaluación de criterios ESG, que son incorporados a nuestros marcos sectoriales de análisis. En algunos sectores puede resultar difícil encontrar datos fiables procedentes de terceros, por lo que nuestro proceso de evaluación tendrá que basarse en un análisis bottom-up sobre el terreno o en fuentes de datos no convencionales. En otros sectores, encontramos varios indicadores de calidad que pueden integrarse con facilidad en el análisis de inversión.


Análisis de los criterios ESG


El sector de servicios sanitarios en Estados Unidos es un buen ejemplo del enfoque integral basado en datos que aplicamos a la evaluación de criterios ESG. Los analistas de Capital Group identificaron una serie de cuestiones relevantes en materia de criterios ESG en el sector, lo que les llevó a centrar su atención en factores como la seguridad de los consumidores y la calidad de los productos, el coste y el acceso a los servicios y la privacidad y seguridad de los datos, todos ellos respaldados por una sólida calidad de la gestión y responsabilidad.


Determinación de los factores relevantes

A la hora de evaluar los factores ESG en el sector de servicios sanitarios, los analistas de Capital Group trataron de identificar aquellos que les parecían más relevantes para el éxito de una compañía como inversión a largo plazo.

Una de las tesis principales del sector estadounidense de servicios sanitarios es que el modelo más sostenible a largo plazo es el que proporciona asistencia sanitaria basada en el valor (es decir, incentivos dirigidos a mantener sanos a los individuos, en lugar de pagos adicionales por la prestación de servicios). Los médicos que trabajan en este tipo de modelos tienden a actuar de forma más proactiva en la sensibilización de sus pacientes y a impulsar la asistencia preventiva y el seguimiento continuo. Pensamos que este enfoque contribuye a mejorar la salud de la población en general, y podría ahorrar costes y aumentar los niveles de retención y satisfacción de los pacientes.


Con el fin de evaluar una compañía en el marco de esta tesis de inversión, los analistas inician su labor de análisis entablando un diálogo con la propia empresa. Plantean directamente sus preguntas en los distintos niveles de gestión, no solo en el ámbito directivo, lo que les ayuda a entender si las prioridades declaradas se reflejan en las operaciones y la cultura de la compañía. Además, no se trata de un contacto puntual, ni siquiera anual, sino de una labor continua.


Más allá del diálogo que entablan con las compañías, los analistas atienden a indicadores como el seguimiento de la satisfacción de los clientes y los indicadores de fidelización. Además, comprueban y evalúan el riesgo de sanciones por parte de las entidades de regulación, como las cartas de advertencia, las multas, las restricciones y las revocaciones.


Un enfoque ESG diferenciado


En ocasiones, nuestra labor de análisis nos lleva a estar en desacuerdo con las agencias de calificación de criterios ESG. Por ejemplo, pongamos el caso de que una agencia ofrece una puntuación inferior a la de otras compañías del sector a una empresa que, en nuestra opinión, es una compañía pionera en lo que respecta a la asistencia sanitaria basada en el valor. La compañía en cuestión es penalizada por publicar poca información sobre las tasas de satisfacción de clientes y por no establecer políticas concretas en materia de nuevos riesgos sanitarios, como la obesidad o la contaminación medioambiental. En Capital Group adoptamos un enfoque diferente: al modificar la estructura de incentivos de los médicos, esta compañía favorece la asistencia preventiva y contribuye a mejorar la salud de la población general, lo que, en nuestra opinión, resulta más relevante para el éxito de la compañía a largo plazo como organización y como inversión.


Nuestro objetivo es identificar compañías que tienen potencial para impulsar resultados sostenibles a largo plazo. Las agencias externas, aunque también respaldan este objetivo, aplican enfoques diferentes, que son los que pueden explicar las diferencias que vemos en los resultados. La calificación ESG de MSCI presta atención a las operaciones de una compañía en el contexto de su sector y puntúa a cada una de ellas en relación con el resto de las empresas que conforman el sector de que se trate. La nueva metodología presentada por Sustainalytics en 2018 se basa en los «riesgos ESG no gestionados», y puntúa a las distintas compañías en función de su exposición a los riesgos ESG de ámbito regional o sectorial menos las medidas adoptadas para gestionar dichos riesgos. La misión del SASB es diferente, ya que el Consejo se encarga de desarrollar normas de presentación de información que permitan a las compañías ofrecer a los inversores información de carácter relevante y útil. Incorporamos toda esta información a nuestro proceso y a continuación acudimos a nuestros propios marcos sectoriales para determinar nuestra opinión.


Un proceso en evolución centrado en la obtención de mejores resultados


Pensamos que nuestro enfoque en materia de criterios ESG nos ayuda a lograr nuestra misión: mejorar la vida de las personas a través de la inversión. Pero nuestra trabajo no ha terminado. En una sociedad y economía globales en continua evolución, las consideraciones ESG pueden cambiar con rapidez. En Capital Group iremos revisando y adaptando constantemente nuestros marcos sectoriales.


Para garantizar que estos marcos siguen cumpliendo su función, seguimos relacionándonos con las compañías en un marco de colaboración, y no de oposición. Eso no significa que no las animemos a mejorar. Las compañías se ven sometidas a una presión cada vez mayor para aumentar su nivel de sostenibilidad, lo que nos lleva a pensar que este espíritu de colaboración podría mejorar de forma significativa. Podemos aprender juntos y contribuir a mejorar la gestión de las cuestiones ESG. El trayecto será largo, pero estamos más convencidos que nunca de que un enfoque ESG basado en la relevancia de los criterios reforzará los tipos de prácticas empresariales sostenibles que, en nuestra opinión, mejorarán los resultados de nuestros inversores.


 


1. De media, los fondos de renta variable de American Funds mantienen sus inversiones durante tres años, mientras que el periodo medio de tenencia de los fondos equivalentes del resto de gestoras es de 1,7 años, sobre la base de las medias combinadas de ponderación similar en cada una de las veinte categorías Morningstar respectivas de los fondos de renta variable de American Funds, a 30 septiembre 2020. Los fondos de renta fija no se incluyen en este cálculo, dada la diferente naturaleza de negociación que presenta la clase de activo frente a la inversión en renta variable. American Funds no está registrada para la venta fuera de Estados Unidos.


Información a octubre 2020, salvo indicación en contrario.


Las empresas de Capital Group gestionan la renta variable a través de tres divisiones que realizan las inversiones y toman las decisiones relativas a la delegación de voto de forma independiente. Los profesionales de la inversión en renta fija proporcionan análisis y gestión de la inversión de la renta fija en toda la organización. No obstante, en lo que respecta a aquellos títulos con características de renta variable, actúan exclusivamente en nombre de uno de los tres grupos de inversión en renta variable.




Learn more about
ESG

 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.