Categories
Volatilidad de los mercados
Los gestores responden: el impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania en la deuda emergente
Kirstie Spence
Gestora de renta fija

La agresión militar de Rusia contra Ucrania, que se ha convertido en la mayor guerra terrestre que se ha vivido en Europa en varias generaciones, ha afectado a millones de personas y ha provocado una crisis humanitaria a gran escala, que lleva a los ucranianos a buscar refugio o a huir de sus hogares. La intensificación y el avance del conflicto resultan muy preocupantes y están teniendo un impacto devastador en las personas atrapadas en la crisis.


Este artículo se centra en las potenciales consecuencias económicas y de mercado del conflicto.


&En esta entrevista, Kirstie Spence y Robert Burgess nos ofrecen su opinión sobre Rusia, los precios de las materias primas y el impacto del conflicto en los mercados emergentes. 


¿En qué se diferencia el conflicto entre Rusia y Ucrania de periodos previos de inestabilidad geopolítica?


Kirstie: La situación actual constituye fundamentalmente una tragedia humanitaria, provocada por un conflicto que ha enfrentado a dos importantes países de los mercados emergentes. Es diferente a cualquier otra tragedia humanitaria que hayamos visto en el pasado, dado el impacto que está teniendo en la economía mundial y su naturaleza duradera.


Otra diferencia es la magnitud y la velocidad de las sanciones impuestas. La congelación de las reservas del banco central ruso resultó especialmente inesperada, por lo que las fluctuaciones de precios de la deuda rusa y ucraniana alcanzaron una magnitud sin precedentes.


Otro aspecto singular de esta crisis es que algunas de las reglas de inversión han dejado de tener validez. Históricamente, cuando algún país ha entrado en una situación de impago, ha habido precedentes de derecho internacional que permitían determinar cómo liquidar los bonos. En esta crisis, más que de la capacidad de pago de Rusia, hablamos de «voluntad» de pago, por lo que muchas de las reglas con las que están familiarizados los inversores en renta fija no tienen validez en la actualidad.


¿Qué posibilidades hay de que Rusia incumpla el pago de su deuda? ¿Qué tipo de impacto podría provocar dicha decisión?


Robert:  Actualmente, Rusia cuenta tanto con los recursos como con la capacidad técnica necesaria para servir su deuda, al menos hasta el 25 de mayo de 2022.  En lo que se refiere a la voluntad de pago, las autoridades rusas han declarado que podrían realizar el pago de la deuda en rublos, pero luego se ha sabido que han realizado en divisa extranjera el primer pago de cupones, que vencía el pasado 16 de marzo. Aunque a fecha de 17 de marzo los titulares de los bonos no habían recibido aún el pago, Rusia tiene aún hasta el 15 de abril para realizarlo y evitar así un impago oficial.


Si finalmente ocurriera, no parece probable que un impago de la deuda soberana en divisa extranjera pueda llegar a convertirse en un acontecimiento sistemático importante, ya que el volumen de inversión extranjera en deuda pública rusa es solo de 60.000 millones de dólares y, además, muchas de las consecuencias de un impago ya se han producido. La deuda soberana rusa ya cotiza a niveles extremadamente bajos, las agencias de calificación crediticia asumen ya en su calificación un impago inminente y los principales proveedores de índices ya están apartando a Rusia de sus principales índices de referencia.


¿Cuál ha sido el impacto del conflicto en los países de mercados emergentes? ¿Se están produciendo salidas de capital en la clase de activo?


Kirstie: Si tenemos en cuenta la magnitud de la crisis, el contagio entre los mercados ha sido relativamente limitado. Ello se debe, en parte, a que las valoraciones de los bonos ya descontaban la incertidumbre existente en torno al crecimiento y la inflación, así como al impacto de la pandemia.


Si bien es cierto que la emisión de deuda emergente podría disminuir, ya que los bancos, las entidades y los inversores siguen preocupados por la gestión de los aspectos prácticos de la crisis, conforme vaya pasando el tiempo la liquidez podría comenzar a aumentar y la emisión debería reanudarse. Por otro lado, es posible que se produzca una pausa táctica en la entrada de capital en la clase de activo mientras los inversores evalúan el impacto de la crisis, pero no creo que se vaya a producir una gran retirada de capital en términos estratégicos. Puede que se produzcan algunos cambios en nuestros planteamientos, por ejemplo, en lo que se refiere a la prima de riesgo político. Pero estamos hablando de un universo de inversión de 70 países que continúan movilizando capital en el sistema financiero mundial, por lo que la deuda emergente continúa ofreciendo numerosas oportunidades de inversión.


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. El objetivo de la cobertura de divisas es limitar este efecto, pero no existe garantía de que la cobertura tenga un éxito total.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Kirstie Spence es una gestora de renta fija especializada en deuda emergente. Cuenta con 23 años de experiencia en inversiones y tiene un máster con honores en alemán y relaciones internacionales por la Universidad de St. Andrews, Escocia.


Past results are not a guarantee of future results. The value of investments and income from them can go down as well as up and you may lose some or all of your initial investment. This information is not intended to provide investment, tax or other advice, or to be a solicitation to buy or sell any securities.

Statements attributed to an individual represent the opinions of that individual as of the date published and do not necessarily reflect the opinions of Capital Group or its affiliates. All information is as at the date indicated unless otherwise stated. Some information may have been obtained from third parties, and as such the reliability of that information is not guaranteed.