Categories
Volatilidad de los mercados
Toda la verdad sobre la inflación en Estados Unidos y Europa
Robert Lind
Economista
Darrell Spence
Economista
IDEAS PRINCIPALES
  • Lo más probable es que la inflación alcance su punto máximo en Estados Unidos a mediados de 2022, mientras que Europa podría sentir todo el impacto de las subidas de precios en otoño.
  • Los principales riesgos inflacionistas a los que se enfrentan actualmente las economías son la imposición de un embargo a la energía rusa y el mantenimiento de los confinamientos en China a causa del covid durante un largo periodo de tiempo.
  • En contra de la opinión popular, la inflación puede impulsar los beneficios empresariales y el endurecimiento de la política monetaria no siempre perjudica a los mercados de renta variable.

¿La globalización llegó para quedarse, o avanzamos hacia un mundo más orientado a los mercados nacionales?


Robert: A lo largo de los últimos treinta años hemos asistido a un nivel excepcional de integración global tanto en términos comerciales como en lo que se refiere al capital y los flujos financieros. Creo que ese escenario va a resultar complicado de mantener en el nuevo orden mundial. La pandemia de covid ha servido para recordar a los inversores y las compañías la importancia de la solidez de las cadenas de suministro, algo que se ha visto reforzado con la guerra de Ucrania.


Muchas compañías europeas solían extender sus cadenas de suministro por todo el mundo para hacer un uso más eficaz de su capital. Ejemplo de ello serían los casos de compañías alemanas que importaban energía rusa relativamente barata y la procesaban en bienes manufacturados antes de venderlos a China. Este modelo económico, que ha sido tan importante para Alemania y para el resto de la Unión Europea (UE), parece cada vez más insostenible.


¿Cómo han afrontado este nuevo entorno las economías europea y estadounidense?


Robert: Europa tuvo un buen inicio de año, gracias a la reapertura de las economías tras las restricciones relacionadas con la variante ómicron, algo que dio un buen impulso al crecimiento europeo en los primeros meses de 2022. Pero el inicio de la guerra de Ucrania frenó esta tendencia, y ahora hay dudas sobre el ritmo de recuperación de la economía europea.


Es evidente que la guerra ha sido una fuente de gran incertidumbre, pero también estamos asistiendo a un importante aumento de los precios de las materias primas y, en concreto, de los precios de la energía y los alimentos. La situación ha afectado a la confianza de las empresas y los consumidores, y es probable que nos encontremos ante una ralentización de la economía europea con respecto a los niveles que anticipábamos antes de la guerra.


Aún no estamos en condiciones de hablar de una recesión importante, pero la actual guerra de Ucrania plantea riesgos notables. Entre las cuestiones que suscitan una mayor preocupación está la duda de si las economías europeas van a poder absorber la subida de los precios de la energía, así como la respuesta del Banco Central Europeo a los riesgos de inflación que surgen del aumento de los precios de las materias primas. Estas cuestiones comienzan a empañar las perspectivas de Europa a 12-18 meses vista.


Darrell: La economía estadounidense registró también un fuerte repunte a principios de año tras la recesión provocada por el covid, pero también se enfrenta a numerosos problemas a los que habrá de hacer frente en los próximos 12 a 18 meses. La invasión de Ucrania por parte de Rusia solo sirvió para agravar la situación, tanto en lo que se refiere a las tensiones de las cadenas de suministro como al aumento de las presiones inflacionistas.


Incluso antes del inicio de la guerra, los mercados ya anticipaban que el camino hacia la recuperación de la economía estadounidense tras la pandemia estaría plagado de dificultades. En lo que va de año, el índice S&P 500 ha caído un 12%1, aunque dicha caída es inferior a lo que consideraríamos un verdadero mercado bajista, caracterizado por caídas superiores al 15%. No es mucho consuelo, pero no hemos de olvidar que estamos saliendo de un largo periodo en el que los tipos de interés han estado en 0% y en el que la Reserva Federal ha realizado compras de activos por valor de billones de dólares. Todos sabíamos que la política monetaria no iba a mantener para siempre una orientación expansiva, y es de esperar que la volatilidad comience a aumentar conforme vaya avanzando el proceso de endurecimiento.


Es como montar en avión. Cuando el cielo está despejado, el viaje es tranquilo y los pasajeros disfrutan del trayecto. Pero cuando se inicia el descenso, el avión empieza a moverse un poco y los pasajeros se ponen algo nerviosos. Es una situación que los pilotos ya han vivido millones de veces, por lo que lo más probable es que reaccionaran de la misma manera incluso si las turbulencias fueran más fuertes. Los gestores de activos somos como los pilotos del avión, y tenemos que mantener el rumbo aunque estemos descendiendo hacia un entorno económico diferente.


1. Información a 27 abril 2022. Fuente: Bloomberg


 


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. El objetivo de la cobertura de divisas es limitar este efecto, pero no existe garantía de que la cobertura tenga un éxito total.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Robert Lind es un economista con 33 años de experiencia en la industria. Es licenciado en filosofía, política y economía por la Universidad de Oxford.

Darrell R. Spence es economista en Capital Group. Cuenta con 28 años de experiencia en el sector, todos ellos en Capital Group. Es licenciado en Económicas por el Occidental College, donde se graduó magna cum laude. Cuenta con la certificación CFA® y es miembro de la National Association of Business Economics.


Past results are not a guarantee of future results. The value of investments and income from them can go down as well as up and you may lose some or all of your initial investment. This information is not intended to provide investment, tax or other advice, or to be a solicitation to buy or sell any securities.

Statements attributed to an individual represent the opinions of that individual as of the date published and do not necessarily reflect the opinions of Capital Group or its affiliates. All information is as at the date indicated unless otherwise stated. Some information may have been obtained from third parties, and as such the reliability of that information is not guaranteed.