Capital IdeasSM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
China
La inversión en China en el entorno actual
Chris Thomsen
Gestor de cartera de renta variable
Kent Chan
Especialista en inversiones de capital
IDEAS PRINCIPALES
  • A pesar de la ralentización de su economía y del endurecimiento del entorno normativo, China continúa siendo un destino fundamental de inversión gracias al atractivo de su enorme mercado nacional.
  • Aunque hemos reducido nuestra exposición a China en los últimos 18 meses, sigue habiendo oportunidades atractivas entre aquellas compañías de orientación nacional que se ajustan a las prioridades del gobierno.
  • Como inversores, nos enfrentamos a un aumento de la volatilidad y tenemos la intención de ser más selectivos a la hora de evaluar la prima de riesgo de los diferentes sectores y compañías.

A pesar de las sonadas medidas destinadas a restructurar su economía en los últimos años, China continúa siendo un destino fundamental de inversión gracias al atractivo de su enorme mercado nacional. Se trata de la segunda economía del mundo, por lo que está profundamente interconectada con la economía mundial en las cadenas de suministro de fabricación y está aumentando su participación en los ingresos de las compañías multinacionales. Por lo tanto, nunca ha sido más importante que ahora entender y afrontar las complejidades del mercado chino, tanto en lo que se refiere a la inversión nacional como a la internacional.


No obstante, el marco de inversión en China ha cambiado mucho en el último año, debido a factores de carácter micro y macroeconómico, normativo y geopolítico. Sigue siendo posible invertir en el país, pero hay que hacerlo al precio y en los sectores adecuados. El tipo de compañías que podrían convertirse en fuentes futuras de rentabilidad podría ser muy diferente al de la última década.


Con este entorno en mente, pasamos a comentar nuestras perspectivas sobre la inversión en China en la actualidad. 


Aumento de la prima de riesgo


Hemos revisado la prima de riesgo aplicable a China, ante la ralentización del crecimiento económico, el incremento de los problemas demográficos y el potencial de nuevas medidas normativas. El país está inmerso en un cambio estructural en un entorno de desaceleración cíclica, y aún podríamos tardar un tiempo en entender plenamente el impacto de la agenda de prosperidad común del gobierno en la economía, así como las prioridades del presidente Xi Jinping en su tercer mandato.


¿Qué es lo que sabemos? En nuestra opinión, los problemas de China resultan bastante evidentes: entre ellos, el envejecimiento de la población, el excesivo nivel de deuda de las compañías estatales y los gobiernos locales, la contaminación, la desigualdad en la distribución de la riqueza y la asignación ineficiente del capital. Preocupan especialmente el sector inmobiliario y su actual tendencia de desaceleración.


Xi está tratando de solucionar muchos de estos problemas con reformas y normativa. En 2018 se eliminó el límite de dos mandatos en la presidencia de China, por lo que se espera que el actual presidente sea reelegido para un tercer mandato en el XX Congreso del Partido Comunista que se celebrará a finales de 2022, lo que le dará más tiempo para poner en práctica su agenda nacionalista y transformar al país en las próximas décadas. 


El crecimiento explosivo ha transformado China en 40 años

*Los datos relativos al número de empresas privadas corresponden a 1988 y 2018. Fuente: Capital Group, CEIC, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial

Por el momento, es probable que las compañías con unos márgenes de beneficios excesivamente elevados sean sometidas a un mayor control, como ocurrió en los sectores relacionados con la tecnología y la educación con ánimo de lucro. Además, será necesario incorporar un análisis mucho más exhaustivo y complejo de cada título desde una perspectiva fundamental y normativa para ver dónde podría encajar en la agenda de desarrollo de China. Un ejemplo de ello serían las compañías que se ajustan al mandato de Pekín de abastecimiento local con el fin de desarrollar las cadenas de suministro nacionales.


Por otro lado, también se habría de aplicar una prima de riesgo superior a las compañías cotizadas chinas que realicen actividades comparables a las de otras compañías que cotizan en países con menor riesgo político. Las compañías de plataformas de internet que están surgiendo en el Sudeste asiático y en América Latina serían un ejemplo de ello.


En los últimos 18 meses, nos hemos vuelto más selectivos y hemos reducido nuestra exposición a China. Hemos concentrado cada vez más nuestras carteras en un menor número de posiciones de mayor tamaño y en compañías gestionadas por empresarios privados, que siguen ofreciendo potencial de crecimiento a largo plazo con menor riesgo político.


Además, prestamos una mayor atención a las valoraciones y a la asignación del capital, lo que nos ha llevado a reducir nuestras posiciones en el sector tecnológico y nuestra exposición a China en general. Tal y como muestra el gráfico, las compañías tecnológicas chinas llevan cayendo desde principios de 2021, poco después de que los reguladores chinos retrasaran de forma repentina la salida a bolsa de Ant Financial, filial de Alibaba.


El valor de los gigantes tecnológicos chinos ha caído ante la incertidumbre normativa

Las cinco compañías incluidas son las cinco mayores empresas tecnológicas chinas (Tencent, Alibaba, JD.com, Baidu y NetEase) por valor de mercado a 28 febrero 2022, que también cotizaban en bolsa en 2015. Todas ellas, salvo Tencent, reflejan sus certificados estadounidenses de depósito. Fuente: Capital Group, MSCI, RIMES.

 


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. El objetivo de la cobertura de divisas es limitar este efecto, pero no existe garantía de que la cobertura tenga un éxito total.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Chris Thomsen es gestor de cartera de renta variable con 22 años de experiencia en inversiones. Tiene un MBA de Columbia y una licenciatura en economía internacional de Georgetown.

Kent Chan es director de inversiones de capital en Capital Group. Cuenta con 28 años de experiencia en el sector de la inversión y lleva cuatro años en Capital Group. Antes de incorporarse a Capital, Kent pasó más de 20 años en Asia y, más recientemente, dirigió la renta variable de Taiwán y el producto de investigación de renta variable de la Gran China en Barclays. Es licenciado en economía política por la Universidad de California, Berkeley.


 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.