Categories
Volatilidad de los mercados
La UE podría tratar de mitigar el impacto económico
Robert Lind
Economista

La agresión militar de Rusia contra Ucrania, que se ha convertido en la mayor guerra terrestre que se ha vivido en Europa en varias generaciones, ha afectado a millones de personas y ha provocado una crisis humanitaria a gran escala, que lleva a los ucranianos a buscar refugio o a huir de sus hogares. La intensificación y el avance del conflicto resultan muy preocupantes y están teniendo un impacto devastador en las personas atrapadas en la crisis.


Este artículo se centra en las potenciales consecuencias económicas y de mercado del conflicto.


Respuesta fiscal: es de esperar que los gobiernos europeos utilicen su política fiscal para apoyar a sus respectivas economías frente a la crisis. Algunos gobiernos podrían adoptar enfoques similares al de Francia, que ha congelado el precio del gas para los consumidores nacionales. Aunque se trata de una medida cara, podría mitigar el impacto del aumento del precio de la energía sobre la inflación y amortiguaría la presión sobre la renta real. Los gobiernos también podrían plantearse la posibilidad de ofrecer ayudas a las compañías que consumen mucho gas.


Al igual que ocurrió durante la pandemia, es probable que los gobiernos nacionales lideren la respuesta fiscal. Tanto el alemán Scholz como el primer ministro italiano Mario Draghi han hablado sobre la necesidad de solidaridad en Europa. Es posible que, ante la escala potencial de la crisis, la UE vuelva a suspender este año la normativa fiscal, y podría plantearse la extensión o ampliación del Fondo de Recuperación, la respuesta fiscal colectiva de la UE a la pandemia. A la hora de plantearse su seguridad energética y su proceso de transición energética, la UE podría determinar que el gasto necesario para ello exige una mayor integración fiscal en todo el bloque.


Política de los bancos centrales: el BCE y el Banco de Inglaterra deben decidir si siguen adelante en su intención de endurecer la política monetaria. La fuerte crisis de inflación provocada por los precios de la energía crea un grave dilema. Aunque los bancos centrales no suelen intervenir en este tipo de crisis de las relaciones de intercambio comercial, es de esperar que recuerden lo ocurrido durante las crisis del petróleo de la década de 1970. Espero que ambos bancos centrales actúen con cautela al respecto, dada la extrema incertidumbre que existe en torno a la escala y la duración de la crisis actual.


Suministro de gas: una nueva escalada de las tensiones podría llevar a Rusia a restringir el suministro de gas a la UE, o a la UE a imponer restricciones sobre las importaciones de gas. La UE cuenta con reservas de gas y podría aumentar las importaciones de gas natural licuado hasta llegar a la primavera. Aun así, en el peor de los escenarios, los países que hacen mayor uso del gas, como Alemania e Italia, podrían verse obligados a racionar el gas a la industria pesada, lo que infligiría un nuevo daño económico. El suministro de gas del Reino Unido es relativamente bajo y su importación procede fundamentalmente de Noruega, pero el país podría verse afectado por el aumento de los precios y también en el caso de que Noruega opte por desviar el suministro a la UE.



Robert Lind es un economista con 33 años de experiencia en la industria. Es licenciado en filosofía, política y economía por la Universidad de Oxford.


Past results are not a guarantee of future results. The value of investments and income from them can go down as well as up and you may lose some or all of your initial investment. This information is not intended to provide investment, tax or other advice, or to be a solicitation to buy or sell any securities.

Statements attributed to an individual represent the opinions of that individual as of the date published and do not necessarily reflect the opinions of Capital Group or its affiliates. All information is as at the date indicated unless otherwise stated. Some information may have been obtained from third parties, and as such the reliability of that information is not guaranteed.