Categories
Volatilidad de los mercados
Los gestores responden: inversión en un entorno de incertidumbre geopolítica
Kirstie Spence
Gestora de renta fija
Victor Kohn
Gestora de renta variable

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha intensificado el interés por los riesgos geopolíticos. Sin embargo, la inversión en un entorno de incertidumbre geopolítica no es algo nuevo. Los experimentados gestores Kirstie Spence y Victor Kohn nos cuentan cómo se enfrentan al riesgo geopolítico en los mercados emergentes.


El conflicto entre Rusia y Ucrania nos ha hecho estar más atentos a la situación geopolítica. ¿Cómo afrontáis el riesgo geopolítico desde la perspectiva de la inversión?


Victor: A la hora de tomar nuestras decisiones de inversión, evaluamos de forma constante el equilibrio entre el riesgo y el rendimiento en una serie de cuestiones. La situación geopolítica es una de ellas, y una importante; no se trata de un riesgo aislado aplicable únicamente a países como Rusia.


Por desgracia, existen muchas otras disputas territoriales en todo el mundo, como el conflicto turco-kurdo o el de Marruecos y el Sáhara Occidental. Nuestro papel es estar informados de estas situaciones y entender sus implicaciones.


Los cambios de régimen son otro aspecto del riesgo geopolítico que seguimos con especial atención. El impacto de las elecciones puede tener consecuencias de amplio alcance y lo tenemos en cuenta en nuestras consideraciones de inversión. Los cambios de gobierno pueden ser especialmente relevantes en mercados emergentes como Brasil, pero también en mercados desarrollados como Estados Unidos. 


Un riesgo de inversión más extremo es la posibilidad de una interrupción de las operaciones, algo que podría producirse como consecuencia de la imposición de sanciones, que es una de las principales variables que analizamos. También relacionado con este riesgo está la continuidad de acceso al mercado, especialmente para los inversores extranjeros. Estos riesgos constituyen una amenaza importante, ya que podrían provocar la iliquidez de algunas partes de nuestras carteras.


Todos estos riesgos han sido objeto de mayor atención a causa del conflicto entre Rusia y Ucrania. Sin embargo, nuestro proceso de inversión en los mercados emergentes incluye una evaluación constante de los diferentes riesgos geopolíticos de los diferentes países.


Por ejemplo, China es el mayor mercado emergente y, durante mucho tiempo, un aspecto importante para las inversiones en este mercado ha sido su dinámica con Estados Unidos. Nuestro proceso de supervisión cubre los riesgos relacionados con los ADR1 chinos y las compañías VIE2, incluido el riesgo de sanciones por ambas partes.


Analizamos una gran variedad de riesgos para determinar su impacto potencial en nuestras inversiones. La actualidad puede modificar la intensidad de dichos riesgos, por lo que se trata de ir ajustando nuestro análisis en consonancia.


Kirstie: La inversión en mercados emergentes suele implicar invertir en mercados con regímenes políticos muy diferentes y, en algunos casos, gobiernos autocráticos. Las acciones de Rusia han puesto de manifiesto algunos de los peligros menos frecuentes de invertir en países con débiles mecanismos de control y equilibrio en la elaboración de políticas.


No obstante, yo describiría la invasión de Ucrania por parte de Rusia como un «cisne negro», un acontecimiento impredecible, más que como un riesgo continuo. Desde un primer momento entendimos que había un elevado nivel de riesgo en la inversión en Rusia, y el tamaño de nuestra exposición, en relación con los sólidos fundamentales económicos del país, ya reflejaba dicho nivel de riesgo. Pero no anticipamos la magnitud de la invasión de Ucrania.


La inmediatez y enormidad de los acontecimientos han hecho que aumente el debate sobre el comportamiento autocrático y sobre cómo podría identificarse en el futuro. Sin embargo, intentar predecir acontecimientos futuros concretos de este tipo podría dar lugar a un análisis desequilibrado de los verdaderos problemas a los que se enfrentan las economías.


Los riesgos relacionados con la inversión en mercados emergentes son variados y complejos. China es un buen ejemplo. La inversión en el país conlleva riesgos de inversión continuos, como el de crecimiento y desarrollo, o el político y normativo. También hay problemas relacionados con las cuestiones ESG, como la sostenibilidad de las cadenas de suministro, las prácticas medioambientales y otros factores sociales y de gobierno corporativo. Estos riesgos se evalúan de forma continua y se incorporan a las decisiones de inversión.


Los acontecimientos geopolíticos estallan por todo el mundo en momentos diferentes. Pero un único acontecimiento no debería eclipsar al resto de riesgos importantes de inversión solo por estar de actualidad.


La inversión en los mercados emergentes conlleva riesgos inherentes. ¿Qué procesos aplicáis para mitigar dichos riesgos?


Victor:  Contamos con varios equipos que se incorporan a nuestro proceso de inversión para evaluar los riesgos actuales y potenciales.


El Grupo de Trabajo de Riesgos de los Mercados Emergentes (EMRWG, por sus siglas en inglés) es uno de los equipos clave en este proceso. El grupo analiza la situación de los mercados emergentes para abordar los potenciales riesgos operativos relacionados con nuestras carteras de inversión. Se centra en áreas como la liquidez y el acceso a los mercados, así como en los riesgos jurídicos y normativos, incluidas las sanciones. Ofrece recomendaciones sobre procesos, límites y marcos de riesgo al Grupo de Política de Inversión, el principal órgano que evalúa los controles y límites de riesgo para nuestras diferentes carteras.


El EMRWG es la combinación de grupos de trabajo independientes centrados en Rusia y China, que se unieron para ampliar su alcance al resto de los mercados emergentes. Esta función fue fundamental para la evaluación y el control del impacto del riesgo de la invasión de Crimea por parte de Rusia en 2014. En aquel momento, se impusieron ciertas sanciones sobre algunos valores rusos, que afectaban a nuestras carteras de renta fija y renta variable.


Cabe señalar que este grupo no pretende abordar los riesgos habituales que ya están incorporados a nuestra labor de análisis de inversión, como si un bono con un precio determinado ofrece un buen equilibrio entre el riesgo y la rentabilidad. De hecho, el grupo se plantea preguntas como las siguientes: ¿hay riesgo de iliquidez de alguna parte de la cartera? ¿Hay alguna posibilidad de que no podamos acceder a los mercados de divisas? ¿Pueden estos mercados verse afectados por otras medidas legales, como las sanciones, en el futuro? Este análisis nos ayuda a definir áreas de riesgo.


Con respecto a los valores rusos, teníamos el precedente de las sanciones impuestas tras la anexión de Crimea. El grupo también ha supervisado y orientado nuestra exposición a China, donde resulta necesario controlar los riesgos desde todos los ángulos. Por ejemplo, hemos identificado ciertos riesgos en torno a las entidades VIE, sobre las que China podría aplicar ciertas medidas normativas. Y también controlamos los ADR para evaluar la actuación normativa de Estados Unidos.


La identificación de ciertas áreas de conflicto nos ayuda a identificar si es necesario prestar una mayor atención o tomar alguna medida al respecto. En algunos casos, ello implica la limitación de exposición de las carteras a ciertas áreas ante la posibilidad de que se produzca una interrupción de las operaciones.


Kirstie: Cabe señalar que el EMRWG se nutre de la experiencia de Capital Group a escala mundial. No se limita a los grupos de inversión de renta fija y renta variable, y tiene representación del departamento jurídico y del control global de inversiones. También puede contar con participantes de otros departamentos de Capital Group para abordar cuestiones específicas. Todo ello permite reunir diferentes puntos de vista, competencias y recursos, lo que permite al grupo analizar la situación en perspectiva y evaluar distintos factores.


El trabajo del EMRWG se suma a nuestros controles de riesgo habituales. Entre ellos destaca el análisis de escenarios y las pruebas de solvencia, coordinados para la renta fija por el Grupo de soluciones cuantitativas y de riesgo. Estos controles funcionaron de forma eficaz y fueron una de las principales razones por las que, a pesar de los sólidos fundamentales que presentaba Rusia antes de la crisis, Capital Group no contaba con posiciones de gran tamaño en Rusia ni en Ucrania.


Otra faceta de nuestros recursos de análisis es el llamado equipo de «ronda de noche» de Capital Group. Este grupo realiza diferentes análisis de escenarios de acontecimientos muy inciertos cuyas consecuencias económicas y políticas podrían afectar gravemente a los mercados. No trata de predecir un único resultado, sino que su intención es la de ofrecer un marco que permita evaluar cómo podrían evolucionar determinadas situaciones a lo largo del tiempo. Este grupo se estuvo reuniendo de manera regular durante la pandemia de COVID-19 y la crisis financiera mundial, y ahora está ofreciendo actualizaciones periódicas en relación con el conflicto entre Rusia y Ucrania.


La combinación de todas estas perspectivas diferentes es lo que nos ayuda a fundamentar nuestras decisiones de inversión. Podemos incorporar diferentes indicadores y escenarios a nuestro análisis de riesgo para tomar nuestras decisiones.


Vuestro enfoque de inversión está en los mercados emergentes, pero ¿cuáles son algunas de las consecuencias globales que puede traer consigo el conflicto entre Rusia y Ucrania?


Victor: Esta crisis no debería considerarse solo un problema de los mercados emergentes. La congelación de las reservas rusas por parte de los gobiernos occidentales no tiene precedentes en la historia y ha afectado en gran medida al sistema financiero global. La mayoría de los riesgos que hemos analizado están orientados a los mercados emergentes, pero desde una óptica occidental. De cara al futuro, necesitaremos un análisis mucho más amplio.


El gran problema mundial que la crisis ha puesto de manifiesto es la seguridad energética. Ahora se presta mucha más atención a la fiabilidad de las cadenas de suministro de energía y al acceso a las principales materias primas. Los países, los sectores y las compañías someterán a un control mucho mayor la disponibilidad, diversidad y accesibilidad de estos insumos.


Kirstie: Desde la perspectiva de la renta fija, el mayor impacto en la inversión ha sido el efecto de la inflación en todo el mundo. Es algo que ya estaba ocurriendo, pero que ahora se ha visto agravado como consecuencia del aumento de los precios de la energía y del trigo y los cereales.  Ahora es probable que la inflación se mantenga en niveles elevados durante más tiempo en todo el mundo, incluidos los mercados emergentes.


Aún es pronto para decirlo, pero ante la congelación de las reservas del banco central ruso en el marco del paquete de sanciones impuestas, otro posible impacto a más largo plazo podría estar relacionado con nuestra percepción sobre las reservas de los bancos centrales y sobre el papel que desempeñan, en términos de solvencia y sostenibilidad de la deuda. La posibilidad de congelación de las reservas podría servir para disuadir a algunos países de actuar de forma poco ética o podría reflejarse en un aumento de las primas de riesgo. También podría llevar a algunos países a intentar diversificar las reservas de su banco central. Se trata de un área a la que debemos prestar especial atención, ya que podría tener importantes consecuencias en los mercados de deuda.


 


1. ADR: America Depositary Receipt (certificados estadounidenses de depósito). Título que representa acciones de compañías no estadounidenses.


2. VIE: Variable Interest Entity (entidad de interés variable). Una estructura por la que una compañía china crea una entidad en el extranjero para cotizar en bolsa y permitir a los inversores extranjeros invertir en las acciones.


 


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. El objetivo de la cobertura de divisas es limitar este efecto, pero no existe garantía de que la cobertura tenga un éxito total.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Kirstie Spence es una gestora de renta fija especializada en deuda emergente. Cuenta con 23 años de experiencia en inversiones y tiene un máster con honores en alemán y relaciones internacionales por la Universidad de St. Andrews, Escocia.

Victor D. Kohn es gestor de renta variable en Capital Group y presidente de Capital International, Inc. Tiene un MBA de la Stanford Graduate School of Business y se graduó con honores tanto en el máster como en la licenciatura en Ingeniería Industrial por la Universidad de Chile. Además, es analista financiero colegiado (CFA®). Victor tiene su oficina en Los Ángeles. 


Past results are not a guarantee of future results. The value of investments and income from them can go down as well as up and you may lose some or all of your initial investment. This information is not intended to provide investment, tax or other advice, or to be a solicitation to buy or sell any securities.

Statements attributed to an individual represent the opinions of that individual as of the date published and do not necessarily reflect the opinions of Capital Group or its affiliates. All information is as at the date indicated unless otherwise stated. Some information may have been obtained from third parties, and as such the reliability of that information is not guaranteed.