Categories
Volatilidad de los mercados
Cómo hacer frente a las caídas del mercado

Todos los seres humanos temen a las pérdidas.


Daniel Kahneman, psicólogo ganador del Premio Nobel, lo demostró con su teoría de aversión a la pérdida, que probó que las personas resultan más afectadas por el dolor de perder dinero que por la alegría de ganarlo. El instinto natural es huir de los mercados cuando los precios empiezan a caer en picado, del mismo modo que la avaricia hace que las personas vuelvan a comprar rápidamente cuando se disparan. Ambas reacciones pueden tener consecuencias negativas.


Sin embargo, la inversión inteligente nos permite superar nuestras emociones al centrarnos en la investigación relevante, datos sólidos y estrategias contrastadas. Estos siete principios pueden ayudarnos a controlar el impulso de tomar decisiones basadas en las emociones cuando los mercados están revueltos:


1. Las caídas del mercado son algo natural en el proceso de inversión


La renta variable ha tendido a subir de forma constante durante largos periodos de tiempo, pero la historia nos demuestra que las caídas del mercado son inevitables en el proceso de inversión. La buena noticia es que las correcciones (es decir, caídas del 10% o más), los mercados bajistas (caídas del 20% o más) y otras perturbaciones del mercado no duran eternamente.


Las caídas de los mercados son habituales, pero no duran eternamente

Fuente: Capital Group, Standard & Poor's.

 

Según los datos recogidos entre 1951 y 2020, el índice Standard & Poor’s 500 Composite ha caído al menos un 10% una vez al año y un 20% o más una vez cada seis años. Si bien es cierto que los resultados obtenidos en el pasado no son indicativos de resultados futuros, tras cada una de las caídas se ha registrado un periodo de recuperación y se ha registrado un nuevo máximo.


2. Es importante invertir a largo plazo, sin tratar de predecir el comportamiento del mercado


Nadie puede predecir cómo va a evolucionar el mercado a corto plazo, y los inversores que se mantienen al margen se arriesgan a registrar pérdidas en los periodos de fuertes subidas de precios que siguen a las caídas.


Tras cada una de las caídas superiores al 15% que ha registrado el índice S&P 500 entre los años 1929 y 2020 se ha producido una recuperación. La rentabilidad media registrada durante el año posterior a dichas caídas fue del 55%.


Solo el hecho de perderse unos cuantos días de negociación puede afectar a la inversión. Si un inversor hubiera invertido 1.000 dólares en el índice S&P 500 en el año 2011, a finales de 2020 habría tenido 2.900. Pero si se hubiera perdido los 10 mejores días de negociación de dicho periodo, tendría un 44% menos de lo que invirtió inicialmente.


Unos cuantos días en el mercado pueden afectar a la rentabilidad de la inversión

Fuente: RIMES, Standard & Poor’s. Información a 31 diciembre 2021. Valores en USD.

 

3. La inversión basada en emociones puede resultar peligrosa


David Kahneman ganó el premio Nobel en 2002 por su trabajo en economía conductual, que se encarga de investigar el proceso de toma de decisiones financieras. Una de las principales conclusiones de la economía conductual es que las personas suelen actuar de manera irracional cuando toman este tipo de decisiones.


Las reacciones emocionales a las circunstancias que se producen en los mercados son algo perfectamente normal; es lógico que los inversores se pongan nerviosos cuando el mercado cae. Pero lo que hacen durante dichos periodos es lo que marca la diferencia entre el éxito y las pérdidas.


Si entendemos los principios básicos de la economía conductual resultará más sencillo tomar decisiones de forma racional. Cuando los inversores entienden comportamientos como el efecto anclaje, el sesgo de confirmación y el sesgo de disponibilidad pueden llegar a identificar los errores potenciales antes de cometerlos.


4. Diseñe un plan y sígalo hasta el final


La creación y adhesión a un plan de inversión cuidadosamente elaborado también puede ayudar a los inversores a evitar decisiones de inversión equivocadas, especialmente cuando los mercados caen. El plan debe incluir numerosos factores, como el nivel de tolerancia al riesgo y los objetivos a corto y largo plazo.


La elaboración de un plan de acumulación de capital es una buena forma de evitar los intentos inútiles de predecir el comportamiento del mercado. Este plan consiste en invertir una cantidad fija de dinero a intervalos periódicos, independientemente de las subidas y bajadas del mercado. Este enfoque crea una estrategia que permite recomprar más acciones a precios más bajos y menos acciones a precios más altos, lo que favorece que los inversores, de media, acaben pagando menos por acción. La inversión regular no garantiza la obtención de un beneficio ni protege frente a pérdidas. Los inversores deben decidir si están dispuestos a mantener su inversión en los momentos de caída de los precios de las acciones.


Cuando bajan las cotizaciones, se pueden obtener más acciones por el mismo dinero y se reduce el coste medio por acción

Fuente: Capital Group. Durante el periodo de 12 meses, el importe total invertido ascendió a 6.000 dólares y el número total de acciones compradas fue 439,94. El precio medio de cotización de las acciones fue 15 euros y el coste medio de las acciones ascendió a 13,64 euros (6000/439,94). Los resultados hipotéticos tienen únicamente efectos ilustrativos y no representan los resultados reales de una inversión concreta. La inversión regular no garantiza la obtención de un beneficio ni protege frente a pérdidas. Los inversores deben decidir si están dispuestos a mantener su inversión en los momentos de caída de los precios de las acciones.

5. La diversificación es importante.


La diversificación de la inversión no garantiza beneficios ni evita que caiga el valor de las inversiones, pero sí que implica un menor riesgo. Al repartir la inversión entre varios tipos de activos, los inversores pueden contrarrestar los efectos de la volatilidad en sus carteras. La rentabilidad total no alcanzará los valores máximos que se pueden alcanzar con una única inversión, pero tampoco los mínimos.


La diversificación puede contribuir a reducir la volatilidad, lo que puede resultar útil para aquellos inversores que desean evitar la tensión que provocan los mercados bajistas.


Ninguna clase de activo ha ofrecido la mayor rentabilidad de forma sistemática año tras año

Fuente: RIMES. Compañías estadounidenses de gran capitalización: índice Standard & Poor's 500 Composite; compañías internacionales de pequeña capitalización: índice MSCI All Country World Small Cap; compañías internacionales: índice MSCI All Country World ex USA; compañías de mercados emergentes: índice MSCI Emerging Markets; renta fija estadounidense: índice Bloomberg Barclays US Aggregate; renta fija internacional: índice Bloomberg Barclays Global Aggregate; liquidez: Bloomberg Barclays U.S. Treasury Bills Index: 1 - 3 Months.

6. La renta fija puede ofrecer equilibrio a las carteras


La renta variable es un elemento fundamental en una cartera diversificada, pero la renta fija puede ofrecer un componente esencial de contrapeso. La razón principal es que la renta fija suele tener un baja correlación con el mercado de renta variable, es decir, que han tendido a moverse en direcciones opuestas.


Los bonos de calidad han mostrado gran capacidad de resistencia en periodos de inestabilidad de la renta variable

Fuente: Capital Group, Morningstar. Las fechas se basan en las caídas de precios del 12% o más (con dividendos reinvertidos) en el índice no gestionado MSCI World con al menos una recuperación del 50% con una duración superior a un día laborable entre las caídas. Las rentabilidades se basan en la rentabilidad total en USD. Información a 31 diciembre 2021.

Además, la renta fija con una baja correlación con la renta variable puede ayudar a los inversores a suavizar el impacto de las pérdidas del mercado de renta variable en sus carteras. Los fondos que ofrecen esta diversificación pueden contribuir a crear carteras duraderas. Los inversores deben optar por fondos de renta fija que cuenten con una sólida trayectoria de rentabilidad positiva en una amplia variedad de entornos de mercado.


Aunque es posible que la renta fija no pueda igualar el potencial de crecimiento de la renta variable, ha logrado ofrecer capacidad de resistencia en periodos previos de caída de los mercados bursátiles.


7. El mercado tiende a recompensar a los inversores a largo plazo.


¿Es razonable esperar una rentabilidad del 30% todos los años? Es evidente que no. Y si el mercado ha caído en las últimas semanas, tampoco hay que pensar que estamos ante el inicio de una tendencia a largo plazo. La economía conductual nos dice que las circunstancias recientes tienen una enorme influencia sobre nuestras percepciones y decisiones.


Siempre es importante mantener una perspectiva a largo plazo, pero lo es aún más cuando los mercados están cayendo. Aunque los mercados suben y bajan a corto plazo, siempre han mostrado tendencia a premiar a los inversores a largo plazo. Incluso si se tienen en cuenta las caídas, la rentabilidad media anual del S&P 500 en todos los periodos de 10 años, de 1937 a diciembre de 2021, ha sido del 10,57 %.


Fuente: Capital Group, Morningstar, Standard & Poor’s. Información a 31 diciembre 2021.

Es normal que las emociones afloren en periodos de volatilidad, pero aquellos inversores que consiguen no dejarse llevar por el comportamiento a corto plazo de los mercados y se centran en sus objetivos a largo plazo están mejor posicionados para desarrollar una estrategia de inversión inteligente.


 


 


El índice Bloomberg Barclays U.S. Aggregate representa al mercado estadounidense de renta fija de grado de inversión de tipo fijo.


El índice S&P 500 Composite es un índice ponderado por capitalización de mercado basado en los resultados de las aproximadamente 500 empresas más importantes. El índice S&P 500 Composite Index (el «Índice») es un producto de S&P Dow Jones Indices LLC y/o sus filiales y ha sido autorizado para su uso por Capital Group. Copyright © 2021 S&P Dow Jones Indices LLC, una división de S&P Global, y/o sus filiales. Todos los derechos reservados. Se prohíbe la redistribución o reproducción total o parcial sin el consentimiento por escrito de S&P Dow Jones Indices LLC.


MSCI no aprueba, revisa ni genera los informes publicados en esta web, no realiza ninguna declaración ni manifiesta ninguna garantía de forma expresa ni implícita, ni asume responsabilidad alguna con respecto a los datos mencionados. Los datos de MSCI no pueden ser redistribuidos ni empleados para otros índices o productos de inversión.


Bloomberg® es una marca registrada de Bloomberg Finance L.P. (junto a sus filiales, «Bloomberg»). Barclays® es una marca registrada de Barclays Bank Plc (junto a sus filiales, «Barclays»), utilizada con licencia. Ni Bloomberg ni Barclays aprueban ni avalan el presente material, no garantizan la precisión o integridad de la información contenida en el mismo y, en la medida permitida por la ley, quedan exonerados de responsabilidad por los daños o perjuicios que pudieran surgir en relación con el mismo.


©2021, Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados. La información contenida en el presente documento: (1) es propiedad de Morningstar o de sus proveedores de contenido; (2) no podrá ser objeto de copia o distribución; y (3) no se garantiza que sea correcta, completa o actualizada. Ni Morningstar ni sus proveedores de contenido se hacen responsables de los daños y perjuicios que pudiera ocasionar el uso de dicha información. Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.



Past results are not a guarantee of future results. The value of investments and income from them can go down as well as up and you may lose some or all of your initial investment. This information is not intended to provide investment, tax or other advice, or to be a solicitation to buy or sell any securities.

Statements attributed to an individual represent the opinions of that individual as of the date published and do not necessarily reflect the opinions of Capital Group or its affiliates. All information is as at the date indicated unless otherwise stated. Some information may have been obtained from third parties, and as such the reliability of that information is not guaranteed.