Seleziona la tua posizione

  • Giappone
  • Internazionale - altro
  • Asia - altro

Who are you ?

Select another location

Wer bist du ?

Wählen Sie einen anderen Ort

Qui êtes vous ?

Sélectionnez un autre emplacement

Who are you ?

Individual Investors

Financial Advisors

Institutions and Consultants

Select another location

Qui êtes vous ?

Particuliers

Conseillers financiers

Institutions et consultants

Sélectionnez un autre emplacement

Who are you ?

Select another location

Qui êtes vous ?

Sélectionnez un autre emplacement

Wer bist du ?

Wählen Sie einen anderen Ort

Who are you ?

Select another location

Who are you ?

中國香港特別行政區

Who are you ?

Select another location

Wer bist du?

Select another location

Qui êtes vous ?

Sélectionnez un autre emplacement

Wer bist du ?

Wählen Sie einen anderen Ort

Who are you ?

Select another location

Qui êtes vous ?

Sélectionnez un autre emplacement

Wer bist du ?

Wählen Sie einen anderen Ort

Who are you ?

Select another location

Who are you ?

RETIREMENT PLAN INVESTOR

Use your plan ID (available on your account statement) to determine which employer-sponsored retirement plan website to use:

IF YOUR PLAN ID BEGINS WITH IRK, BRK, 1, 2 OR 754

Visit americanfunds.com/retire

IF YOUR PLAN ID BEGINS WITH 34 OR 135

Visit myretirement.americanfunds.com

Who are you ?

Select another location

Who are you ?

Select another location

Capital IdeasTM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
Volatilidad de los mercados
¿Qué significa el colapso de SVB para los inversores?
Pramod Atluri
Gestor
Jared Franz
Economista
Will Robbins
Portfolio Manager

Los inversores llevan más de un año preguntándose qué podría llevar a la Reserva Federal de Estados Unidos a modificar su agresiva trayectoria de subida de tipos de interés. El colapso de SVB Financial, matriz de Silicon Valley Bank, puede haber dado la respuesta.


La caída del decimosexto mayor banco de Estados Unidos ha transformado por completo las perspectivas de tipos de interés para los próximos meses, ya que el mercado se pregunta cómo van a reaccionar la Reserva Federal y el resto de los bancos centrales a la creciente inestabilidad del sector. Ante el miedo a un posible contagio, los bancos europeos también se han visto afectados, lo que ha obligado a los reguladores a intervenir y ayudar a las instituciones financieras más débiles.


Durante el fin de semana, el gigante bancario suizo UBS acordó la adquisición de su gran rival Credit Suisse por más de 3.000 millones de dólares, en una operación alentada por los reguladores para ayudar a restablecer la confianza en el sistema bancario internacional.


Esta rápida evolución de los acontecimientos ha hecho que la Reserva Federal, que hace solo dos semanas estaba decidida a subir los tipos de interés, haya comenzado a moderar su discurso e incluso a plantearse la posibilidad de recortar los tipos antes de final de año.


El pasado miércoles la entidad subió el tipo de interés oficial en 25 puntos básicos, pero los responsables del banco central evitaron hablar de la necesidad de realizar «continuas» subidas de tipos, tal y como habían hecho en declaraciones anteriores. Por otro lado, tal y como afirma el gestor Pramod Atluri, la rápida caída de los rendimientos de los bonos registrada en las últimas dos semanas significa que los inversores prevén un próximo recorte de tipos de interés, a medida que van reduciéndose las expectativas de inflación y crecimiento económico.


«La inestabilidad que están registrando los mercados financieros apunta a una nueva etapa que puede ser muy complicada para la Reserva Federal», afirma Atluri. «Sabíamos que esta campaña de endurecimiento monetario, una de las más agresivas de la historia, tendría consecuencias. Ha dejado al descubierto algunas de las vulnerabilidades del sistema bancario, por lo que podríamos estar acercándonos ya al final del ciclo de subidas de tipos de interés».


El colapso de SVB ha transformado por completo las expectativas de tipos de interés

Fuente: Capital Group, Bloomberg Index Services Ltd., Refinitiv Datastream, Reserva Federal de Estados Unidos. El tipo de interés de los fondos federales refleja el límite superior del rango objetivo del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) para las operaciones de financiación a un día entre bancos estadounidenses. Valor intradía a 15 marzo 2023.

Aumenta el riesgo de recesión


Tal y como señala el economista de Capital Group Jared Franz, los inversores, al menos muchos de ellos, esperaban una recesión este año, pero las perspectivas empeoran de forma notable si a dicha recesión le añadimos una crisis bancaria.


Una de las razones por las que el rendimiento de los bonos está cayendo con tanta rapidez es porque la previsión de una recesión es ahora mayor que antes de que surgieran los problemas de SVB. Uno de los principales indicadores es la inversión de la curva de tipos, que se produce cuando el rendimiento de los títulos del Tesoro a corto plazo supera al de los bonos a más largo plazo.


«Es el indicador de recesión más fiable que tenemos», explica Franz.


La inversión de la curva de tipos advierte del riesgo de recesión

Capital Group, Bloomberg Index Services Ltd., Oficina Nacional de Estudios Económicos de Estados Unidos, Refinitiv Datastream. Información a 17 marzo 2023.

De media, las recesiones en las que se ve afectado el sector bancario suelen ser peores que las recesiones más típicas, señala Franz. Ello se debe a que los bancos tienden a endurecer las condiciones de concesión de préstamos, lo que afecta al resto de la economía, ya que dificulta la financiación de compañías y particulares. El consumo y el empleo también podrían verse afectados, añade el economista, ya que los ciudadanos tienden a aumentar su nivel de ahorro y las empresas comienzan a anunciar despidos.


Según Franz, el producto interior bruto podría caer en Estados Unidos entre un 1,5% y un 2,0% durante el año, frente a la caída del 1,0% prevista anteriormente. «Estaríamos hablando de una recesión menos grave que la que vivimos durante la crisis financiera mundial entre los años 2007 y 2009, cuando el PIB cayó un 4,3%», subraya Franz.


¿Y qué hay de la inflación?


El problema para la Reserva Federal es que la inflación sigue siendo elevada. En términos interanuales, el índice de precios al consumo se situó en febrero en el 6%, muy por encima del objetivo del 2% fijado por el banco central, lo que podría llevar a la entidad a no adelantarse en los recortes de tipos de interés. Es probable que la Reserva Federal opte por esperar y ver hasta qué punto se endurecen las condiciones financieras en los próximos meses si vuelve a registrarse inestabilidad en el sector bancario o en cualquier otra área del mercado.


«La Reserva Federal aún tiene que librar una batalla contra la inflación», explica Franz. «Irónicamente, es posible que la caída del SVB ayude a la entidad a cumplir su objetivo de contraer las condiciones financieras para provocar un descenso de la demanda y de las presiones inflacionistas».


«Solo llevamos dos semanas en esta situación, así que es difícil saber cómo puede evolucionar. Mucho va a depender de la respuesta normativa y de si el contagio se extiende a otros bancos. Es una situación muy delicada, y no creo que nadie tenga todas las respuestas. Aunque ojalá nos estemos haciendo las preguntas adecuadas».


¿Problemas en el sector bancario? Ya hemos pasado por esto.


Will Robbins, gestor de Capital Group que ha trabajado también como analista del sector bancario, continúa confiando en la solidez del sistema bancario estadounidense. En su opinión, la inestabilidad remitirá pasado un tiempo. Los reguladores han actuado con rapidez para contener el pánico entre los inversores de los bancos regionales y los bancos de mayor tamaño han intervenido para ayudar a financiar las medidas de rescate.


«Ya hemos pasado por esto antes», señala Robbins, que ha cubierto el sector bancario durante más de 30 años. «Estamos ante una situación típica de pánico bancario. Va a ser complicado y llevará un tiempo arreglar las cosas, pero creo que estamos bien posicionados para superarlo».


Según Robbins, el colapso de SVB provocará, entre otras cosas, un fuerte endurecimiento de las condiciones de concesión de préstamos y de la normativa aplicable a los bancos pequeños y medianos, y la consiguiente presión sobre su capacidad para generar beneficios.


«A más largo plazo, sí que creo que la capacidad de generación de beneficios de los bancos de menor tamaño va a verse afectada, al tener que someterse al mismo régimen normativo al que hubieron de hacerlo los grandes bancos tras la crisis financiera», señala Robbins. Así, se les impondrán mayores exigencias de liquidez y capital, pruebas periódicas de solvencia y restricciones sobre los tipos de inversiones que los bancos pueden incluir en sus carteras de renta fija. En general, los bancos con menos de 250.000 millones de dólares en activos han estado exentos de esta normativa.


Los bancos regionales están en el punto de mira tras el colapso de SVB

chart2

Fuente: Capital Group, FactSet. Valor de los depósitos a 31 diciembre 2022.

La situación está evolucionando con rapidez, advierte Robbins, así que es importante que los inversores no la pierdan de vista.


«Los bancos centrales han reaccionado rápidamente para tratar de contener el contagio a todo el sistema financiero», afirma el gestor. «Aún estamos metidos de lleno en esto, así que no podemos prever cómo va a acabar todo».


«Demasiado grande para caer»: ¿una ventaja?


Como ocurre en todas las crisis, esta también ofrece oportunidades de inversión, especialmente para los inversores con un horizonte a largo plazo.


Los grandes bancos estadounidenses, por ejemplo, están recibiendo una entrada masiva de depósitos, ya que los clientes están abandonando las instituciones regionales a favor de la percepción de seguridad que le ofrecen los cuatro bancos principales: JPMorgan Chase, Bank of America, Citigroup y Wells Fargo.


Por otro lado, otras grandes compañías con balances sólidos y capacidad para financiar su propio crecimiento podrían verse también favorecidas, relativamente hablando, por un entorno en el que resulta más difícil acceder a los mercados de capital. Las grandes empresas tecnológicas y de consumo, desde Apple a Amazon, podrían recuperar protagonismo si los tipos de interés bajan de forma notable.


«Se trata de las mismas compañías que se vieron afectadas por las subidas de tipos», explica Robbins. «Ahora podría decirse que continúan creciendo en un entorno de bajo crecimiento. No necesitan acceder al capital para crecer. Y, en muchos casos, ya han financiado sus principales inversiones de capital, en un momento en el que el coste del capital era mucho más bajo».


«Por lo tanto, en el caso de que los tipos de interés acabaran bajando, o al menos no subieran tanto como se pensaba inicialmente», continúa, «las compañías orientadas al crecimiento podrían resultar más atractivas, sobre todo aquellas que ya financiaron su crecimiento hace unos años».



Pramod Atluri es gestor de renta fija y cuenta con 22 años de experiencia en el sector. Tiene un MBA por la Harvard Business School y una licenciatura en química biológica por la Universidad de Chicago, donde también completó los requisitos de las licenciaturas en economía y química. Es analista financiero colegiado (CFA).

Jared Franz es economista de Capital Group, responsable de las regiones de Estados Unidos y América Latina. Cuenta con 16 años de experiencia en el sector y lleva siete años trabajando en Capital Group. Es doctor en Economía por la Universidad de Illinois de Chicago y licenciado en Matemáticas por la Universidad de Northwestern. También es miembro del Forecasters Club de Nueva York y de la National Association of Business Economics. Tiene su oficina en Los Ángeles.

William L. Robbins is an equity portfolio manager at Capital Group. He also serves on the Capital Group Private Client Services Management Committee and the Portfolio Solutions Committee. He has 27 years of investment experience and has been with Capital Group for 25 years. 


Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.