Capital GroupSM
Categories
China
Los problemas demográficos configuran el contexto de inversión de China

Envejecimiento de la población china


El censo de la población china, que se realiza cada diez años1, puso de manifiesto algunas cuestiones demográficas interesantes. El país cuenta con 264 millones de personas mayores de 60 años, lo que equivale al 18,7% de la población, muy por encima del 13% que había en 2010. Los 12 millones de nacimientos que se registraron en 2020 fueron la cifra más baja desde 1961. Además, la población activa ha caído del 70% al 63% en los últimos diez años. Aunque las razones que se suelen aducir para retrasar la paternidad o limitar el número de hijos que pretenden tener son el aumento del coste de la vida, la imposibilidad de adquirir una vivienda o la incertidumbre laboral, el verdadero problema es el rápido aumento de la tasa de dependencia.


Envejecimiento de una población china cada vez más dependiente

Nota: Los datos entre 1980 y 2020 proceden del Instituto Nacional de Estadística de China. * Estimaciones de la Oficina de la Comisión Nacional de Trabajo sobre el Envejecimiento de la Población, mostradas únicamente a efectos ilustrativos.

¿Cómo afecta a la demografía el aumento de la tasa de dependencia? Imagine un matrimonio medio en China con una renta disponible mensual de 6.726 renminbis2 (1.056 dólares). El matrimonio vive en Shanghái, el cuarto mercado inmobiliario residencial más caro del mundo, donde los precios ascienden a 36.826 renminbis (5.779 dólares) el metro cuadrado. Además, tiene que hacerse cargo de cuatro padres mayores y de tres hijos jóvenes, que es el número permitido por la política china de planificación familiar, en una sociedad con un sistema académico ultracompetitivo. Puede ser una vida muy complicada. El matrimonio vive en Shanghái, el cuarto mercado inmobiliario residencial más caro del mundo3, donde los precios  ascienden a 36.826 renminbis (5.779 dólares) el metro cuadrado4. Además, tiene que hacerse cargo de cuatro padres mayores y de tres hijos jóvenes, que es el número permitido por la política china de planificación familiar, en una sociedad con un sistema académico ultracompetitivo. Puede ser una vida muy complicada.


¿Por qué debería esto preocupar a los inversores? La demografía es uno de los factores que ha impulsado en mayor medida las recientes reformas normativas en materia de educación, sanidad y bienes inmuebles. A estos sectores se les conoce como las «tres montañas» que Pekín se ha propuesto superar para aliviar la presión sobre los hogares y lograr la «prosperidad común», una visión global que incorpora el crecimiento de calidad, el bienestar social y la sostenibilidad medioambiental. Aunque un cierto grado de revisión normativa podría complicar el entorno de inversión en China de cara al futuro, el país mantiene el sólido compromiso de resolver su situación demográfica, y lo más probable es que sus políticas futuras giren en torno a este objetivo.


Las reformas normativas podrían haber llegado para quedarse


Aunque las «tres montañas» son el destino más obvio de las próximas reformas normativas, esta atención normativa también podría dirigirse hacia otros sectores. 


En el ámbito tecnológico, varios pesos pesados como Alibaba, Pinduoduo, Meituan y Tencent recibieron múltiples sanciones por infringir la normativa antimonopolio en 2021. A Alibaba, en concreto, se le impuso una sanción sin precedentes de 18.200 millones de renminbis (2.800 millones de dólares) por abusar de su posición dominante en el mercado de plataformas de comercio minorista. De acuerdo con la visión de prosperidad común del presidente Xi Jinping, las reformas pueden ir dirigidas a todos aquellos ámbitos en los que las autoridades consideren que los cambios pueden promover la estabilidad económica y social, así como la competencia sana.


No obstante, los ciclos normativos son algo habitual en China2. Entre los ejemplos recientes se incluyen la campana anticorrupción (2012-2014), la ley de ciberseguridad (promulgada en 2017 y revisada en 2020 y 2021) y el endurecimiento de las restricciones impuestas a los videojuegos desde 2018. A la hora de invertir en China siempre hay que tener en cuenta los riesgos normativos. En lo que respecta a la trayectoria política y normativa del país, anticipamos una serie de cuestiones en 2022 y años posteriores: 


China encabeza varios indicadores de propiedad intelectual a escala mundial

Fuente: Indicadores mundiales de propiedad intelectual 2021.

 

  • Nuevas medidas destinadas a erradicar comportamientos monopolísticos mediante la restricción de la expansión horizontal excesiva o abusiva, que es cuando las compañías se expanden mediante la adquisición de la competencia. Las autoridades podrían, por ejemplo, impedir que las plataformas de comercio minorista por internet impongan cláusulas de exclusividad a los comercios para aumentar su cuota de mercado con respecto a la competencia e incrementen su capacidad de fijación de precios sin necesidad de crear valor para los clientes finales. De igual manera, los reguladores podrían adoptar el mismo enfoque que ha puesto en marcha Estados Unidos en el sector tecnológico y animar a las compañías a aumentar su cuota de mercado mediante la expansión vertical, que es cuando las compañías se expanden comprando otras empresas de su cadena de suministro. Una competencia más constructiva favorece una mayor innovación para mejorar la eficiencia y el diseño de productos, lo que beneficia en última instancia a los consumidores finales. Este enfoque también está ligado a la agenda de prosperidad común, ya que Pekín desea establecer un entorno de igualdad de condiciones para que las pequeñas y medianas empresas puedan crecer. El ministro de Industria y Tecnología de la Información anunció en octubre de 2021 que está trabajando en un plan quinquenal para el crecimiento de las PYMES. Entre las principales áreas de dicho plan estarán el aumento de la disponibilidad financiera y la mejora de la innovación tecnológica.  

 

  • Un mayor número de compañías nacionales podría expandirse en el mercado internacional. El aumento de las tensiones geopolíticas ha llevado a China a centrarse en invertir en producción nacional y recursos tecnológicos. Este cambio ha hecho que China se convierta en un gran exportador de componentes de fabricación de alta gama, como las baterías de vehículos eléctricos, los inversores solares y los paneles. Una de las principales razones por las que los fabricantes chinos de baterías de vehículos eléctricos disfrutan de una fuerte competitividad de costes con respecto a las compañías internacionales es porque el país ha logrado crear una cadena de valor integrada verticalmente. China es capaz de fabricar en su territorio los cuatro materiales básicos que se necesitan para la producción de baterías de vehículos eléctricos: el cátodo, el ánodo, el separador y el electrolito. Otro segmento en el que las compañías podrían expandir su presencia internacional es el de la sanidad, donde las organizaciones de investigación por contrato (CRO) y las organizaciones de desarrollo y fabricación por contrato (CDMO) cuentan con el respaldo de una buena base de profesionales, una creciente ventaja tecnológica, ventajas de costes y unos fuertes flujos de entrada de capital riesgo. Si estas compañías son capaces de mantener su trayectoria actual de crecimiento, podrían convertirse en la próxima generación de marcas globales chinas.

 

  • Mayor control sobre la protección y la seguridad de los datos. La nueva Ley de Protección de la Información Personal (que entró en vigor el 1 de noviembre de 2021) exige a las compañías multinacionales que trasladan información personal fuera de China la obtención de una certificación sobre la protección de datos. Este requisito podría favorecer una mayor localización de las infraestructuras tecnológicas y podría llevar a las empresas a delimitar los datos a escala nacional. La actividad excesiva de minería de datos, una práctica común entre las plataformas chinas de comercio electrónico, también llegaría a su fin. La ley es muy reciente, por lo que podrían aprobarse modificaciones más adelante. Por lo tanto, es importante entender cómo utilizan los datos las distintas compañías, con qué rapidez se adaptan a los cambios que puedan producirse en la normativa en materia de seguridad de los datos y hasta qué punto sus actividades podrían verse afectadas por estos posibles cambios.

 

  • Reducción de los costes sanitarios. En los últimos años, China ha reducido de forma activa los costes de los medicamentos y los suministros médicos con el fin de reducir la carga financiera de los pacientes. Entre las iniciativas más destacadas están el sistema de dos facturas5 y la creciente Lista Nacional de Medicamentos Reembolsables. Esta última cubría el reembolso de medicamentos genéricos, pero desde 2017 se han ido añadiendo más terapias punteras e innovadoras. Una atención sanitaria más asequible continúa siendo una de las prioridades de China. El próximo objetivo del gobierno será reformar el sistema de precios de los servicios médicos que ofrecen los hospitales públicos. En 2021 se anunció un programa piloto que especifica cómo deben ajustar sus precios los hospitales públicos. Está previsto que este programa se ponga en marcha en todo el país en 2022.

Mercado inmobiliario chino: tocado, pero no hundido


Otra de las «tres montañas», el sector inmobiliario, es un pilar estratégico de la economía china, ya que representa en torno al 29% de su PIB6. China ha introducido recientemente una serie de políticas destinadas a frenar el aumento de los precios de la vivienda, limitar la especulación y reducir el nivel de deuda de los promotores inmobiliarios. 


Estas medidas han provocado problemas financieros a muchos promotores y han desencadenado un aumento de los impagos de los bonos (que es cuando el emisor de los bonos no realiza el pago de los intereses o del principal en el plazo previsto). Las compañías inmobiliarias han acumulado una deuda de en torno a 5,2 billones de dólares7 , aproximadamente una tercera parte del PIB chino, lo que ha llevado a temer que pudiéramos encontrarnos en un momento «Lehman»8 , pero este temor podría ser exagerado, 


China ha sabido gestionar muy bien los colapsos empresariales en los últimos años, como por ejemplo en el caso de la reestructuración del gigante del sector de los seguros Anbang Group y del conglomerado HNA Group, o de la liquidación de Baoshang Bank. Aunque estos incidentes sí que provocaron una cierta volatilidad a corto plazo, los temores ante posibles riesgos sistémicos demostraron ser exagerados, ya que las autoridades intervinieron con medidas eficaces para gestionar la situación.


En el caso del sector inmobiliario, entre las medidas adoptadas por China para relajar el tono de su política desde el tercer trimestre de 2021 destacan las siguientes:


 

  • Ha animado a los bancos a acelerar las hipotecas y los préstamos para los promotores
  • Ha reducido los coeficientes de reservas de efectivo de los bancos para liberar la capacidad de préstamo
  • Ha permitido a los promotores reanudar la emisión de bonos de titulización, instrumento financiero garantizado por un conjunto de activos subyacentes que generan rentas.
  • Ha facilitado la venta de terrenos en algunas ciudades

Estas medidas deberían ofrecer a los promotores un alivio muy necesario. Es probable que los promotores de mayor calidad con sólidos balances salgan reforzados de este ciclo normativo. Sin embargo, los promotores con un nivel elevado de deuda seguirán teniendo problemas para obtener financiación, sobre todo si han superado las «tres líneas rojas», una serie de límites destinados a limitar la deuda de los promotores. Esta divergencia pone de manifiesto la importancia de contar con unos sólidos recursos de análisis bottom-up que permitan identificar qué compañías de promoción inmobiliaria mostrarán capacidad de resistencia ante la confluencia de factores en juego.


Aunque no se puede negar que el sector está atravesando un periodo complicado, los inversores prestan una atención cada vez mayor al prometedor segmento de la gestión inmobiliaria. A diferencia de los promotores inmobiliarios, las compañías de gestión inmobiliaria tienden a tener un menor volumen de activos y a ser menos cíclicas gracias a sus flujos de caja normalmente estables y recurrentes (comisiones de gestión). Además, muchas de estas compañías se están expandiendo hacia servicios lucrativos de valor añadido para la comunidad, como la intermediación inmobiliaria, los servicios financieros, la utilización de espacios públicos y los servicios de limpieza.


La monumental transición energética de China


No hace mucho que China se comprometió a lograr la neutralidad de carbono en 2060. De acuerdo con su hoja de ruta oficial9, el mayor consumidor10  y emisor de CO211  del mundo se propone aumentar su consumo de energía no fósil al 20% en 2025, en torno al 25% en 2030 y a más del 80% en 2060.


Evolución de las fuentes de energía en China: consumo de energía primaria

* Estimaciones de Daiwa, únicamente a efectos ilustrativos. Fuente: Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas (NDRC), Wind-Data Service, Daiwa

Dado que la sostenibilidad medioambiental es un elemento importante en la estrategia de prosperidad común de China, muchos gobiernos locales han estado trabajando para reducir el consumo de carbón. En lo que podría describirse como un «exceso» de ejecución o interpretación de las políticas del gobierno central, en septiembre de 2021 China se encontró con unas reservas de carbón peligrosamente bajas, lo que llevó a muchas autoridades locales a anunciar cortes de electricidad. La producción de las fábricas se interrumpió bruscamente en muchas provincias, lo que obligó a China a rectificar la situación y a reabrir las minas de carbón, o a autorizar la apertura de nuevas minas, y a importar más carbón de otros países.


Este episodio pone de manifiesto la dependencia de China del carbón y la complejidad que presenta una transición energética a tan gran escala. Resulta complicado encontrar el equilibrio entre la eliminación progresiva de las centrales de carbón y la inversión en centrales eléctricas de base12 . Se requiere una planificación a más largo plazo para garantizar que el país cuenta con la tecnología y la infraestructura necesarias para respaldar la seguridad energética.


Otra dinámica interesante la vemos en los sustitutos intermedios del carbón. Dado que se trata de un combustible fósil, el papel del gas natural como forma energética de elección podría estar en peligro a largo plazo, pero podría experimentar un aumento de la demanda al menos hasta 2030. Los distribuidores de gas podrían registrar otra década de crecimiento, pero sus perspectivas a más largo plazo dependerán de su capacidad para adaptarse a un futuro energético con un nivel reducido o nulo de emisiones de carbono.


Es innegable que, tras lo ocurrido en 2021, en los próximos años asistiremos a un cierto grado de incertidumbre política y normativa en el país, lo que podría provocar un aumento de la prima de riesgo de las inversiones relacionadas con China, si bien el país sigue siendo uno de los mercados más atractivos del mundo gracias a su crecimiento, su cultura empresarial y sus mercados financieros, en proceso de crecimiento y evolución.

 

1. El séptimo censo nacional de población se realizó en 2020 y sus resultados fueron publicados en mayo de 2021. Fuente: Instituto Nacional de Estadística de China


2. Renta media disponible mensual de los habitantes de Shanghái, según datos del primer semestre de 2021. Fuente: Instituto Nacional de Estadística de China


3. Datos basados en el informe global del mercado de la vivienda elaborado por CBRE en 2020. Fuente: CBRE


4. Información a 30 octubre 2021. Fuente: Instituto Nacional de Estadística de China


5. El sistema de dos facturas se introdujo en 2017 para limitar el número de facturas entre los fabricantes de dispositivos médicos y los hospitales a un máximo de dos.


6. Se incluyen la construcción física y los servicios relacionados con los bienes inmuebles. PIB: producto interior bruto. Fuente: Rogoff y Yang 2021


7. Cifra basadas en un artículo del Wall Street Journal del 10 octubre 2021, que citaba un informe de Nomura.


8. Se refiere a la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, que precedió a la crisis financiera mundial de 2008.


9. Se refiere a la Guía de trabajo hacia el máximo de dióxido de carbono y la neutralidad de carbono en cumplimiento de la nueva filosofía de desarrollo. Fuente: Consejo de Estado 


10. Según datos de finales de 2020. Fuente: Statista


11. Según datos de finales de 2019. Se refiere únicamente a las emisiones de dióxido de carbono procedentes de los combustibles fósiles y de la producción de cemento. Fuente: Proyecto global de carbono


12. Se refiere a la cantidad mínima de energía eléctrica necesaria para ser suministrada a la red eléctrica en un momento dado.



Andrew Lee es director de inversiones en Capital Group. Cuenta con 10 años de experiencia en el sector y se incorporó a Capital Group en 2021. Antes de incorporarse a Capital, Andrew trabajó como gestor de carteras de clientes, centrándose en la renta variable asiática y de la Gran China, en Barings. Anteriormente, fue especialista en productos de renta variable en HSBC Global Asset Management. Andrew tiene su sede en Hong Kong.


Learn more about
China
Sanidad
Bienes inmuebles
Política
Normativa y legislación
Asia
Mercados emergentes

Past results are not a guarantee of future results. The value of investments and income from them can go down as well as up and you may lose some or all of your initial investment. This information is not intended to provide investment, tax or other advice, or to be a solicitation to buy or sell any securities.

Statements attributed to an individual represent the opinions of that individual as of the date published and do not necessarily reflect the opinions of Capital Group or its affiliates. All information is as at the date indicated unless otherwise stated. Some information may have been obtained from third parties, and as such the reliability of that information is not guaranteed.