Capital IdeasSM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
Reserva Federal
Perspectivas de inflación en Estados Unidos
Jared Franz
Economista
Tim Ng
Gestor de Renta Fija
Jeremy Cunningham
Director de Inversiones

A continuación, ofrecemos un breve resumen de las opiniones de Jared Franz, economista estadounidense de Capital Group, Tim Ng, gestor de renta fija y miembro del equipo de tipos de interés, y Jeremy Cunningham, investment director.


La inflación estadounidense sorprendió al alza en el mes de abril: la inflación subyacente subió un 0,9% y la inflación básica un 0,8%1. Esto cambia de forma sustancial las matemáticas de la inflación. Aun cuando la tendencia mensual de la inflación se desacelere al 0,15%, ligeramente por debajo de la tendencia previa a la pandemia, pensamos que la variación anual del IPC subyacente (que excluye los precios de los alimentos y la energía) se situará por encima del 2,5% al menos durante el próximo año. Es muy probable que la tendencia mensual se sitúe muy por encima del 0,15% en los próximos meses.


A su vez, ello implica que el aumento interanual del índice de gastos en consumo personal podría acelerarse por encima del 2,25% y mantenerse en ese nivel durante un periodo de tiempo prolongado. En definitiva, nos encontramos en el objetivo de inflación de la Reserva Federal. Aunque aún se tienen que registrar avances significativos en el ámbito laboral, los datos de inflación correspondientes al mes de abril aumentan la probabilidad de que la Reserva Federal decida reducir sus programas de compras de activos antes de lo previsto. Por lo tanto, pensamos que los rendimientos del tramo medio de la curva (los títulos del Tesoro a cinco y siete años) deberán aumentar para reflejar esta mayor probabilidad.


Todo ello podría adelantar la subida de tipos de interés, que en la actualidad se prevé, como mínimo, para 2023. Al menos por el momento, aún es pronto para adelantar dicha fecha: los datos son demasiado volátiles y las perspectivas demasiado inciertas como para que la Reserva Federal decida realizar ajustes importantes. Lo que estamos viendo no se debe a un ciclo virtuoso de inflación impulsada por la demanda de mano de obra, sino a la reapertura de las economías y los cuellos de botella de las cadenas de suministro, que, en nuestra opinión, tienen carácter transitorio. Eso podría cambiar.


Si los datos de empleo comenzaran a mejorar de forma significativa (y se redujera la cifra sin precedentes registrada en el mes de marzo, con ocho millones de empleos sin cubrir), se aprobaran nuevas medidas de estímulo fiscal y la tendencia de la inflación subyacente superara el 2,5%, la Reserva Federal se plantearía la posibilidad de reducir sus programas de compras de activos y subir los tipos de interés antes de lo previsto. Sin embargo, conviene recordar que la entidad desea que la inflación alcance el objetivo del 2% o que incluso lo supere, y también persigue una mejora amplia e inclusiva del empleo.


Por lo tanto, el reajuste de la inflación en niveles más elevados coincide con los objetivos a largo plazo del banco central. La reunión que la Reserva Federal celebrará el próximo 16 de junio debería ofrecernos cierta información al respecto. Por último, conviene también recordar que en 2011, tras la crisis financiera mundial, la inflación no superó el 3% durante mucho tiempo por la aparición de una serie de imprevistos negativos que se produjeron tras la crisis, lo que podría volver a ocurrir.


Perspectivas de inflación en el resto del mundo


El Banco de Inglaterra y el Banco de Canadá ya han anunciado el cese gradual de sus medidas de estímulo. El Banco de Inglaterra prevé una fuerte recuperación de la actividad ante la reapertura de la economía y los indicadores recientes que apuntan a una mayor capacidad de recuperación de la economía real a pesar de las restricciones de movilidad. Además, la subida de los precios de las materias primas en todo el mundo está llevando a las compañías industriales a subir sus precios, y los minoristas prevén también un aumento de los precios de venta. Dicho esto, la inflación sigue sin alcanzar su objetivo, y dado el considerable excedente de capacidad, las presiones inflacionistas subyacentes son débiles. Lo más probable es que el banco central mantenga sin cambios los tipos de interés hasta tener más claras la velocidad y la magnitud de la recuperación económica.


1. Fuente: Oficina de Estadísticas del Mercado Laboral de Estados Unidos, 12 mayo 2021.


 

Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:
  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. El objetivo de la cobertura de divisas es limitar este efecto, pero no existe garantía de que la cobertura tenga un éxito total.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Jared Franz es economista y cuenta con 15 años de experiencia en el sector. Es doctor en Economía por la Universidad de Illinois de Chicago y licenciado en Matemáticas por la Universidad de Northwestern.

Timothy Ng es gestor de renta fija y cuenta con 15 años de experiencia en el sector. Está licenciado con la máxima calificación en Informática por la Universidad de Waterloo (Ontario).

Jeremy Cunningham es un director de inversiones en Capital Group. Tiene 33 años de experiencia en la industria y ha estado con Capital Group durante cuatro años. Tiene la designación de Chartered Financial Analyst®.


 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.