Capital IdeasSM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
Renta variable
Gobierno corporativo en Japón: nuevas reformas en camino
Harry Gunji
Analista de inversión en renta variable
Ideas principales
  • Hay nuevas reformas en camino, a medida que las normas en Japón convergen con las mejores prácticas internacionales. Los directivos japoneses han comenzado a reconocer las ventajas que trae consigo la mejora del gobierno corporativo.
  • El conocimiento de las prácticas de gobierno corporativo resulta crucial para mantener con éxito una relación de diálogo a largo plazo con las compañías japonesas, para las que la rentabilidad para los accionistas no siempre ha sido una prioridad.
  • La adopción de un enfoque activo de inversión es fundamental, ya que las compañías japonesas están aplicando las reformas de gobierno corporativo a escalas y ritmos distintos.

Los esfuerzos realizados en los últimos años por Japón para mejorar las normas de gobierno corporativo continúan cobrando impulso tras las últimas revisiones incorporadas al Código de gobierno corporativo, que entraron en vigor en junio de 2021. En esta entrevista, el analista de inversión en renta variable de Capital Group Harry Gunji nos explica por qué los recientes casos de irregularidades en el comportamiento de ciertos directivos han servido para poner de manifiesto la importancia de estos esfuerzos de mejora del gobierno corporativo, así como el hecho de que el análisis de enfoque bottom-up resulta fundamental para descubrir las oportunidades que pueden surgir de las reformas en curso.


Se han detectado ciertas irregularidades en el comportamiento de algunos directivos japoneses, lo que ha llevado a ciertos sectores de la comunidad inversora a cuestionarse los avances de las reformas de gobierno corporativo en Japón. ¿Son estos incidentes un reflejo de la cultura empresarial japonesa?


Sí y no. Algunas organizaciones pertenecen a un grupo singular de compañías japonesas que suelen priorizar los objetivos de la política gubernamental o el servicio público sobre los intereses de los accionistas. Históricamente, muchas compañías japonesas, entre las que destacan entidades bancarias, compañías industriales o empresas de trading, han operado de esta forma. Este concepto de compañías que no priorizan los intereses de los accionistas puede ser complicado de entender por los inversiones internacionales, más acostumbrados al modelo occidental, en el que los accionistas ocupan el primer lugar.


No hay nada de malo en el hecho de que una compañía vele por ciertos intereses que, en su opinión, pueden beneficiar a una comunidad local o a la sociedad en general. Pero estas compañías suelen tomar decisiones poco eficientes en materia de asignación del capital y generar un reducido rendimiento del capital. Solemos evitar este tipo de compañías, aunque su identificación requiere unos sólidos recursos de análisis a escala nacional y un gran conocimiento de la cultura local. Un ejemplo sería cuando una compañía se niega a desprenderse de negocios de baja rentabilidad para proteger el empleo o la economía local. Las buenas empresas no sacrifican el beneficio de uno de sus grupos de interés por el de otro.


Los niveles reducidos de gobierno corporativo son un problema habitual entre las compañías japonesas de la vieja economía. La buena noticia es que el gobierno es consciente de ello. La población japonesa no está creciendo, así que la única forma de mejorar la economía es mejorando la eficiencia del capital. Por eso el gobierno aprobó en 2015 el Código de gobierno corporativo y ha ido actualizándolo de forma continua para aumentar el nivel de gobierno corporativo del país, con el fin de que acabe alcanzando los estándares internacionales.



«La población japonesa no está creciendo, así que la única forma de mejorar la economía es mejorando la eficiencia del capital».



¿Hasta qué punto son receptivas las compañías japonesas a la hora de introducir reformas en el gobierno corporativo? ¿Se ha producido un cambio sustancial en su actitud?


No es ningún secreto que los inversores internacionales llevan mucho tiempo pidiendo reformas en el ámbito del gobierno corporativo en Japón, mucho antes de la aparición del Código de gobierno corporativo. En el pasado, cuando comentábamos esta cuestión con los directivos de las compañías, la mayoría se mostraban bastante escépticos sobre las ventajas de, por ejemplo, incorporar consejeros independientes.


 


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente documento no pretende ofrecer un consejo de inversión y no debe ser considerado como una recomendación.
  • El valor de las inversiones y sus respectivos dividendos puede subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. La cobertura de divisas trata de limitar esto, pero no hay garantía de que dicha cobertura sea completamente eficaz.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, derivados, mercados emergentes o en bonos de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Harry Gunji es analista de inversiones de capital en Capital Group y es responsable de la investigación de las empresas químicas de Asia y Europa, así como de los sectores inmobiliario, de la construcción, de la vivienda, de los electrodomésticos, de la electrónica de consumo y de los equipos de precisión japoneses. Tiene 22 años de experiencia en el sector de la inversión y lleva cinco años en Capital Group. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Waseda. Harry tiene su sede en Tokio.

*A 31 de diciembre de 2020


 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.