Capital IdeasTM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
ESG
La revolución verde revitaliza al sector de los suministros públicos
Bobby Chada
Analista de inversión
Ideas principales
  • La reducción de los costes de las energías renovables continuará favoreciendo a las compañías de energías limpias.
  • Muchos países están introduciendo nuevas políticas en materia de energía destinadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y en los últimos meses vemos indicios que apuntan a planes más ambiciosos.
  • Muchos países, especialmente en Europa, están impulsando las energías limpias en el marco de sus programas de medidas de estímulo económico tras la pandemia.

Después de registrar unos resultados espectaculares durante tres años consecutivos, las compañías europeas de energías renovables han vuelto a caer en 2021. Pero el futuro continúa siendo prometedor para la energía verde, ya que la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono comienza a acelerar.


A corto plazo, la preocupación de los inversores ante la subida de los rendimientos de los bonos y la inflación ha impulsado a la baja al sector de los suministros públicos. Además, la fuerte entrada de liquidez en inversiones respetuosas con el medioambiente que se ha registrado en los últimos años ha hecho temer la aparición de una burbuja verde. No obstante, en mi opinión, los fundamentales de las mayores compañías europeas de energías limpias siguen siendo sólidos.


Las energías limpias se benefician de tres importantes factores a largo plazo: la caída de los costes de las energías renovables, las nuevas políticas en materia de energía y las medidas de estímulo económico. Yo los llamo el «Triplete Verde». Por otro lado, las compañías dominantes, la mayoría de las cuales están en Europa, cuentan con muchas ventajas: un largo recorrido de oportunidades de crecimiento, un sólida gama de productos y buenos equipos de desarrollo, importantes ventajas de escala, balances sólidos que les permiten financiar sus inversiones y una integración vertical que a muchas de las nuevas compañías les cuesta replicar. Aunque para muchos inversores estas compañías presentan características similares a la renta fija, vemos potencial de crecimiento a largo plazo durante muchos años.


Caída de los costes de las energías renovables


La principal razón que me lleva a pensar que las compañías de energías limpias van a registrar buenos resultados es que la tecnología renovable sigue siendo  más barata.


Las energías renovables son ya económicamente competitivas. Además, el coste de producir un megavatio de generación de energía limpia, ya se trate de energía eólica terrestre, eólica marítima o solar fotovoltaica, está cayendo y podría continuar haciéndolo.


Es probable que el coste medio de producción caiga cada año entre el 10% y el 15%. Lo mismo ocurre con el coste del almacenamiento de baterías o del hidrógeno verde. Aún no hemos asistido a una ralentización significativa del ritmo de reducción de costes.


Cambios en el coste de vida útil de la energía entre el 2010 y el 20181


Lo más probable es que los costes continúen bajando a medida que se va desarrollando nueva tecnología y se van ampliando las compañías de energías renovables. Pensemos, por ejemplo, en la energía eólica marítima. La maquinaria es cada vez mayor. Las tecnologías de construcción e instalación de turbinas cambian con rapidez y la cadena de suministro evoluciona.


La compañía danesa Orsted se ha erigido como compañía líder de este mercado gracias al desarrollo de sus propias competencias de ingeniería, operaciones y mantenimiento. Y aún hay margen para continuar industrializando de forma sustancial el proceso de fabricación. Se prevé que los costes sigan bajando a buen ritmo.


Los llamados «efectos de aprendizaje» desempeñan un papel importante en este sentido. Se trata de un sector aún inmaduro, y las compañías continúan aprendiendo a operar de forma más eficiente.


También conviene estar atentos a la evolución del hidrógeno verde, considerado por muchos expertos la clave para descarbonizar industrias como la siderúrgica y la naval. Sigue siendo caro producir hidrógeno gaseoso sin utilizar combustibles fósiles, pero parece tratarse de la próxima gran tecnología de transición energética.


Si analizamos las mejoras que se están produciendo en el coste de la tecnología utilizada para crear hidrógeno verde, y vemos hacia dónde se dirige el coste de las energías limpias, podemos anticipar una reducción de costes realmente significativa. Dichos costes podrían caer en torno al 75% en los próximos cinco a diez años, algo muy similar a lo que ocurrió con la energía solar y la energía eólica terrestre en los últimos diez años.


 


1. Fuente: Programa medioambiental de las Naciones Unidas; Agencia Internacional de Energías Renovables


 


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente documento no pretende ofrecer un consejo de inversión y no debe ser considerado como una recomendación.
  • El valor de las inversiones y sus respectivos dividendos puede subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. La cobertura de divisas trata de limitar esto, pero no hay garantía de que dicha cobertura sea completamente eficaz.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, derivados, mercados emergentes o en bonos de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Bobby Chada es analista de inversión en renta variable de Capital Group, responsable del análisis de las compañías europeas de tecnología médica y de suministros públicos. Está licenciado en Finanzas y Contabilidad por la Universidad de Edimburgo. Tiene su oficina en Londres.


Más información

 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.