Capital IdeasSM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
Renta variable
Compañías disruptoras: ¿la nueva generación de compañías defensivas?
Andy Budden
Director de Inversiones
IDEAS PRINCIPALES
  • La protección en periodos de caída de los mercados puede favorecer el éxito de la inversión a largo plazo.
  • Está surgiendo una nueva generación de compañías defensivas que pueden resultar más eficaces a la hora de ofrecer protección en mercados bajistas que las compañías tradicionalmente defensivas, algunas de las cuales se enfrentan a problemas estructurales.
  • Entre las nuevas compañías defensivas destacan aquellas impulsadas por la nueva tecnología (por ejemplo, la nueva generación de compañías de utilidad pública y las compañías que proporcionan conectividad) y los nuevos modelos de negocio (por ejemplo, segmentos financieros considerados refugio y marcas digitales).
     

La transformación de la inversión defensiva 


El año 2020 ha sido realmente complicado. Algunos sectores que se consideraban defensivos han dejado de serlo.


El de la energía es un ejemplo de ello. Este sector ha sido uno de los que se ha visto más afectado por la pandemia de COVID-19, y continúa registrando episodios de volatilidad ante la incertidumbre que rodea a la oferta y la demanda.


Por el contrario, Amazon, que al principio era considerada una compañía tecnológica de gran volatilidad, es una de las compañías de elevado crecimiento que han madurado hasta convertirse en grandes empresas diversificadas y han mostrado características en cierto modo defensivas, ya que se han visto favorecidas por las políticas que animaban a los ciudadanos a quedarse en casa.


Estos cambios en el entorno de inversión han generado un debate sobre lo que significa hoy en día ser una compañía defensiva.


 


Razones para invertir en renta variable defensiva


Muchos inversores acuden a la renta variable para acceder a unas sólidas rentabilidades. Sin embargo, si queremos que una inversión tenga éxito a largo plazo, es importante tener en cuenta que habremos de hacer frente a las inevitables caídas del mercado y prestar atención a las tendencias bajistas. 


El siguiente gráfico refleja el efecto del ratio de captura bajista en la rentabilidad en dos fondos que replican el índice MSCI World. La rentabilidad acumulada del fondo que captura el 90% de la rentabilidad del índice en aquellos meses en los que dicha rentabilidad fue negativa habría duplicado con creces la registrada por el índice desde el 31 diciembre 1969. Sin embargo, la rentabilidad del fondo con una captura bajista del 110% sería la mitad de la registrada por el índice.


 


Impacto de la protección en periodos de caída sobre la rentabilidad a largo plazo


Valor de 10.000 dólares invertidos en la fecha de lanzamiento del índice MSCI World


Las rentabilidades obtenidas en el pasado no garantizan rentabilidades futuras. Únicamente a efectos ilustrativos. Los inversores no puede invertir directamente en índices.
El ratio de captura bajista mide la rentabilidad mensual durante periodos de rentabilidad negativa de los mercados, dividida por la rentabilidad del mercado. Un porcentaje inferior al 100% indica una rentabilidad superior al mercado.
Información a 31 mayo 2020. Rentabilidades acumuladas en USD. Fuente: Capital Group, MSCI


 


Ante la incertidumbre que se avecina y la importancia de la protección en periodos de caída de los mercados, cabe preguntarse si los sectores tradicionalmente defensivos continuarán ofreciendo buenos resultados en el futuro. La respuesta a esta duda podría depender de los motivos que provoquen la caída de los mercados.


Si nos fijamos en las ocho últimas caídas del mercado superiores al 10%, vemos que algunos sectores, como el de bienes de consumo básico, eléctricas y gas, sanidad y servicios de comunicaciones, han resistido mejor que el mercado en general.


 


Rentabilidad registrada por los distintos sectores en las últimas ocho caídas del mercado superiores al 10%
 


Las rentabilidades obtenidas en el pasado no garantizan rentabilidades futuras.
Incluidos los ocho períodos en los que el índice MSCI World (con dividendos netos reinvertidos) cayó más de un 10 % en USD. Se utilizan períodos mensuales desde el 30 de junio de 1998 hasta el 31 de marzo de 2020. La rentabilidad sobre el índice que se ha utilizado para calcular la rentabilidad media sobre el índice se ha anualizado para aquellos periodos superiores a doce meses. Antes del 24 septiembre 2018, el sector de servicios de comunicaciones se denominaba servicios de telecomunicaciones, y su composición era sustancialmente diferente. Fuente: MSCI, FactSet


 


Pero el panorama es diferente si analizamos la industria subyacente y las diferencias de rentabilidad entre las distintas empresas. Por ejemplo, el sector de las eléctricas y el gas fue uno de los que registró mayor volatilidad durante la crisis del COVID-19, a pesar de haber sido considerado tradicionalmente como un sector defensivo. Además, la volatilidad ha afectado de forma muy diferente a las distintas compañías pertenecientes a un sector supuestamente defensivo como el de bienes de consumo básico.


Encontramos un patrón similar en otros periodos previos de caída de los mercados, como el estallido de la burbuja de las puntocom, la crisis financiera mundial y la ralentización de la economía china, tras los cuales algunos sectores, de forma inesperada, lograron salir fortalecidos a pesar de no haber registrado buenos resultados en otros periodos de debilidad de las condiciones de mercado. 


La incertidumbre aumentó cuando las compañías de valor y las empresas que reparten dividendos mostraron un carácter menos defensivo de lo esperado durante los recientes periodos de volatilidad de los mercados. Por ejemplo, la inversión en compañías de valor ya es una decisión sencilla y de menor riesgo; durante los últimos diez años, estas compañías se han mostrado más volátiles que el mercado en general.Por otro lado, las compañías que reparten dividendos se enfrentan a problemas estructurales. Por ejemplo, las petroleras podrían verse afectadas por la potencial caída a largo plazo de la demanda mundial de petróleo, mientras que las compañías de telecomunicaciones se enfrentan a unos niveles elevados de gastos de capital.


Estos ejemplos ponen de manifiesto la importancia del análisis fundamental de las compañías consideradas de forma individual, con el fin de identificar cuáles son las que pueden hacer frente a una caída de los mercados, en lugar de basar nuestras decisiones de inversión en una estrategia sectorial defensiva.


 


1. Datos basados en periodos mensuales durante los diez años transcurridos entre el 30 abril 2010 al 30 abril 2020, empleando la desviación estándar como medida de dispersión de la rentabilidad. Los índices utilizados son el índice MSCI World Value Index (con dividendos netos reinvertidos) y el índice MSCI World Index (con dividendos netos reinvertidos) en términos de dólar. Fuente: Morningstar Direct


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Las rentabilidades obtenidas en el pasado no constituyen indicación alguna de rentabilidades futuras.
  • Si se produce un fortalecimiento de la divisa en la que invierte el inversor frente a la divisa de las inversiones subyacentes del fondo, el valor de la inversión disminuirá.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en productos derivados, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Andy Budden tiene 26 años de experiencia en la industria de la inversión y ha estado con Capital Group durante 15 años. Al principio de su carrera en Capital, fue un especialista en inversiones. Antes de unirse a Capital, trabajó en Watson Wyatt Investment Consulting. Tiene una maestría y una licenciatura en ingeniería de la Universidad de Cambridge. Es miembro asociado del Instituto de Actuarios. Andy tiene su sede en Singapur.


 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.