Capital IdeasTM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
Renta variable
Es hora de replantearse el estilo valor frente al estilo crecimiento
Nisha Thakrar
Specialista delle soluzioni per i clienti
Ideas principales
  • El persistente bajo rendimiento del valor y el rendimiento sin precedentes del crecimiento en los últimos diez años están impulsando a los inversores a revaluar el estilo de inversión. 
  • Aunque los datos históricos llevan a los inversores a preguntarse si simplemente se ha ampliado el ciclo tradicional de rotación entre valor y crecimiento, resulta difícil pasar por alto la influencia de los cambios a largo plazo en el impulso de las valoraciones.
  • La aparición de nuevas fuerzas disruptivas como la digitalización y la aceleración del crecimiento de los activos intangibles exige un enfoque de análisis bottom-up que permita entender el valor real de una compañía.
  • La búsqueda de compañías ganadoras en los universos del valor y el crecimiento puede permitir a los inversores cumplir sus objetivos a largo plazo, independientemente de que la rotación haya llegado para quedarse.

La selección de títulos siempre ha consistido en comparar el precio actual de un título con sus fundamentales y determinar si ese precio resulta «razonable» en relación con las expectativas futuras. Aunque tanto los inversores de estilo valor como los de estilo crecimiento buscan títulos infravalorados, hay algunas diferencias importantes entre ambos grupos:


  • La inversión tradicional en valor se ocupa más de los títulos que son «baratos» en relación con sus fundamentales, por ejemplo las estimaciones (de consenso) sobre beneficios futuros.
  • Por su parte, la inversión tradicional en crecimiento se ocupa más de los títulos que podrían generar un crecimiento de beneficios superior a lo estimado por el consenso.


Dicho de otro modo, los dos estilos de inversión comparten el interés en evaluar el valor actual de los futuros beneficios de una compañía, pero difieren en la importancia que otorgan al papel de las estimaciones de beneficios. A raíz de estas bases, el valor y el crecimiento han desarrollado distintos enfoques, lo cual se refleja en los índices de mercado y en las orientaciones de inversión proporcionadas por algunas gestoras. 


La ciclicidad de las rentabilidades generadas por ambos estilos a lo largo de distintos periodos de su historia ha suscitado un continuo interés de los inversores para aprovechar las rotaciones que experimentan. No obstante, el último ciclo arroja dudas sobre la persistencia de esta relación a largo plazo. ¿Deben revisar los inversores de aquí en adelante el modo en que se benefician de la inversión en valor y crecimiento?


Éxito histórico a largo plazo del valor


Los títulos de valor gozaron de una ventaja significativa respecto a sus homólogos de crecimiento hasta finales de 2007. Una inversión de 100 dólares realizada el 31 diciembre 1974 en el MSCI World Value Index tendría un valor de 6.123 dólares el 31 diciembre 2007, lo que supone una revalorización del 130% comparado con una inversión equivalente en crecimiento. Sin embargo, en los últimos trece años la brecha entre las rentabilidades de los títulos de valor y de crecimiento se ha reducido, registrando la prima del primero un descenso del 21% al cierre de 2020.


Gráfico 1: Rentabilidad a largo plazo de los índices MSCI World Value y MSCI World Growth


Son bien conocidos los largos periodos en que el valor se ha visto desfavorecido con respecto al crecimiento. Como ocurrió con los años siguientes a la crisis financiera global, esto también aconteció después de la Gran Depresión en la década de 1930 (a tenor de los datos de Fama y French relativos a Estados Unidos).


 


 


Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:

  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • • Los resultados históricos no son indicativos de los resultados futuros.
  • Si la divisa en la que invierte se fortalece frente a la divisa en la que se realizan las inversiones subyacentes del fondo, el valor de su inversión disminuirá. El objetivo de la cobertura de divisas es limitar este efecto, pero no existe garantía de que la cobertura tenga un éxito total.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Nisha Thakrar è un senior manager del Team Solutions per i clienti di Capital Group.. Ha 18 anni di esperienza nel settore ed è stata con Capital Group per 15 anni. All'inizio della sua carriera in Capital, è stata responsabile dello sviluppo dei prodotti per il business europeo. Prima di entrare in Capital, Nisha ha lavorato nell'amministrazione degli investimenti e per la piattaforma FundsNetwork™ di Fidelity International. Ha conseguito un master con lode in ingegneria elettronica e informatica presso lo University College di Londra. Ha anche conseguito il certificato di gestione degli investimenti e la designazione di Chartered Financial Analyst®. Nisha risiede a Londra.


 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.