Capital IdeasSM

Ideas y tendencias de inversión de Capital Group

Categories
Renta fija
Deuda corporativa global con Damir Bettini: es el momento de ser selectivo y riguroso en el análisis de crédito
Damir Bettini
Gestor de renta fija
IDEAS PRINCIPALES
  • Los mercados de deuda corporativa global han registrado una fuerte recuperación tras la venta generalizada registrada en marzo. Con una importante reducción de los diferenciales de crédito desde entonces, creo que la recuperación ha estado justificada por razones técnicas, gracias a las extraordinarias medidas de ayuda de los gobiernos y los bancos centrales. Sin embargo, los fundamentales siguen estando en una situación complicada en muchos sectores y países.
  • Las medidas expansivas de los bancos centrales podrían continuar favoreciendo a los mercados de grado de inversión, pero el nivel futuro de estímulo fiscal resulta más incierto.
  • La nueva emisión ha registrado este año unos niveles sin precedentes, lo que ha ofrecido la posibilidad de aprovechar unas valoraciones relativamente atractivas, aunque pensamos que esta situación se va a normalizar en el futuro.
  • Los riesgos parecen haberse equilibrado, pero no es el momento de caer en la complacencia. Resulta crucial ser selectivo.

La deuda corporativa global se ha recuperado de forma significativa desde el punto álgido de la crisis que vivimos durante el primer trimestre. ¿Crees que esta recuperación está justificada? ¿Y consideras que es sostenible?


No cabe duda de que 2020 ha sido un año especialmente volátil, marcado por un extremo y rápido aumento de los diferenciales durante el primer trimestre, que alcanzó su nivel máximo el 23 de marzo cuando comenzaron a arraigarse los temores relativos al coronavirus. La liquidez se agotó y los mercados de crédito prácticamente dejaron de funcionar. Sin embargo, el repunte posterior fue igualmente notable, tanto en magnitud como en velocidad. Los diferenciales se han recuperado casi por completo y actualmente se sitúan en torno a 12 puntos básicos por encima del punto mínimo registrado antes de entrar en la crisis. En comparación, casi un año después de la venta masiva que se registró tras la crisis financiera mundial de 2008, los mercados solo se habían recuperado en torno a un 70%. 1


Gran parte de la recuperación se ha debido a la naturaleza y escala sin precedentes de las medidas de estímulo puestas en marcha por los gobiernos y los bancos centrales. Esta recuperación no refleja necesariamente los fundamentales subyacentes que, en cierta medida, siguen estando en una situación complicada en muchos sectores y países.


No obstante, recientemente han aparecido noticias positivas, como el anuncio de vacunas contra el COVID-19 por parte de Pfizer y Moderna. Sigue habiendo mucha incertidumbre, al menos en lo que respecta a los próximos seis a doce meses. Aún no se sabe cuánto se tardará en lanzar las vacunas ni cuál será su grado de eficacia. A un plazo más largo, de un par de años, sí que soy optimista. Pero las nuevas oleadas de la pandemia continúan causando estragos, tanto en términos sanitarios como económicos, y también en lo que respecta a la confianza de los inversores.


El respaldo que han ofrecido al empleo y a los distintos sectores económicos los programas gubernamentales y la provisión de liquidez al sistema financiero puede servir para justificar la recuperación, pero por motivos técnicos, y no tanto por la situación de los fundamentales. Me tranquiliza saber que los bancos centrales van a continuar haciendo todo lo que consideren necesario para mantener el funcionamiento de los mercados, con medidas que podrían favorecer el nivel de los diferenciales. Desde esa perspectiva, la recuperación también es sostenible. Lo que no está tan claro, en mi opinión, es la magnitud y el alcance de las futuras medidas de estímulo fiscal. Creo que lo más probable es que vayan reduciéndose, especialmente si se acelera el lanzamiento de una vacuna.


En resumen, creo que el nivel actual de los diferenciales es sostenible, pero conforme vayan desarrollándose estas dinámicas contrapuestas podría registrase un aumento de la volatilidad. Por esta razón mantengo un posicionamiento neutral en términos generales en lo que respecta al riesgo de crédito y me inclino por oportunidades idiosincráticas tanto en términos de emisor como de emisiones. Continúa resultando crucial ser selectivo y llevar a cabo un exhaustivo análisis fundamental de crédito.


 


En tu opinión, ¿qué impacto ha tenido la intervención de los bancos centrales?


La intervención de los bancos centrales de todo el mundo ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para desbloquear los mercados, y también ha conseguido ofrecer un respaldo directo e indirecto a los mercados. Además, esta intervención ofreció a los inversores la seguridad de que, si fueran necesarias nuevas medidas de estímulo, los bancos centrales actuarían con rapidez para poder contrarrestar una posible repetición de la situación de aumento de los diferenciales y volatilidad que vivimos hace unos meses.


 


1. Información a 26 noviembre 2020. El punto mínimo previo a la crisis se registró el 20 enero 2020, calculado según el diferencial ajustado por opciones del índice Bloomberg Barclays Global Aggregate Corporate Index. Fuente: Bloomberg


 

Factores de riesgo que han de tenerse en cuenta antes de invertir:
  • El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión ni constituye una recomendación personal.
  • El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente.
  • Las rentabilidades obtenidas en el pasado no constituyen indicación alguna de rentabilidades futuras.
  • Si se produce un fortalecimiento de la divisa en la que invierte el inversor frente a la divisa de las inversiones subyacentes del fondo, el valor de la inversión disminuirá.
  • En función de la estrategia, pueden existir riesgos relacionados con la inversión en renta fija, en productos derivados, en mercados emergentes o en títulos de deuda de alto rendimiento. Los mercados emergentes son volátiles y pueden presentar problemas de liquidez.


Damir Bettini es gestor de carteras de renta fija y director de investigación en Capital Group. Como analista de inversiones en renta fija, cubre los bancos europeos. Tiene 12 años de experiencia en inversiones, todos ellos en Capital Group. Al principio de su carrera en Capital, también cubrió las áreas de seguros y telecomunicaciones. Antes de incorporarse a Capital, Damir fue director senior y jefe global de criterios de seguros en Fitch Ratings. Anteriormente, fue analista senior de renta variable de seguros en Bank of America y director y analista principal de Standard & Poor's Insurance Ratings. Es licenciado en ingeniería aeronáutica por el Queen Mary and Westfield College de la Universidad de Londres. Damir reside en Londres.


Learn more about

 

Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros. El valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas pueden bajar o subir y usted puede perder una parte o la totalidad de su inversión inicial. Esta información no pretende ofrecer asesoramiento en materia de inversión, fiscalidad o de otro tipo, ni ser una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona representan las opiniones de dicha persona en la fecha de publicación y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Toda la información se refiere a la fecha indicada, salvo que se indique lo contrario. Parte de la información puede haberse obtenido de terceros, por lo que no se garantiza su fiabilidad.