ESG
Hidrógeno limpio: oportunidades reales
IDEAS PRINCIPALES
  • El hidrógeno azul y el hidrógeno verde están llamados a desempeñar un papel protagonista en la descarbonización de la industria pesada, favoreciendo la electrificación y permitiendo un crecimiento económico más sostenible.
  • La Ley para la Reducción de la Inflación resulta decisiva y podría generar un fuerte aumento de los gastos de capital e impulsar la oferta y la demanda de hidrógeno limpio. 
  • El ritmo de la descarbonización dependerá de la mejora de las redes eléctricas y otros avances. Las energías renovables de bajo coste serán cruciales para que las soluciones de hidrógeno limpio resulten más competitivas en costes que las basadas en combustibles fósiles.
  • La producción\n de acero, los vehículos comerciales y el complejo energético en general son tres áreas de crecimiento potencial que podrían ofrecer oportunidades a los inversores con una perspectiva a largo plazo.

¿Por qué es importante el hidrógeno para la transición energética? 


2020 datos reales; 2025-2050 datos basados en las estimaciones del escenario de cero emisiones netas a fecha de octubre 2021. *Se incluyen el amoniaco, las inyecciones a la red, los edificios, y el combustible y combustibles sintéticos de NH3. Fuente: Agencia Internacional de la Energía (AIE).

2020 datos reales; 2025-2050 datos basados en las estimaciones del escenario de cero emisiones netas a fecha de octubre 2021. *Se incluyen el amoniaco, las inyecciones a la red, los edificios, y el combustible y combustibles sintéticos de NH3. Fuente: Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El hidrógeno puede utilizarse como portador de energía y como insumo en los procesos químicos e industriales. Por lo tanto, el hidrógeno limpio es una herramienta crucial de descarbonización para una serie de actividades industriales como la producción de acero, aluminio, hierro y productos químicos. También lo vemos como una opción para descarbonizar el transporte comercial y, sobre todo, el sector de la energía y los suministros públicos.


En un primer momento, la demanda podría venir de los usuarios actuales del hidrógeno gris (véase tabla en la página siguiente), como las refinerías de petróleo y los productores de productos químicos. Pero a medida que vayamos avanzando hacia una economía con cero emisiones netas, este uso podría verse superado por la creciente demanda procedente de la industria pesada y el almacenamiento de energía. 


El acero, el transporte, los productos químicos y el almacenamiento de energía podrían ser los sectores más atractivos para la adopción del hidrógeno limpio

Fuente: Análisis de SYSTEMIQ para la Comisión de Transición Energética 2021

Nota: La preparación hace referencia a la preparación técnica, la competitividad económica y la facilidad de uso del sector. El calor de alta temperatura se refiere al calor industrial de más de 800 grados centígrados. El uso actual de hidrógeno en el refinado es mayor debido al consumo de petróleo.  

ESG cleanhydro

La Ley para la Reducción de la Inflación resulta decisiva


Hoy en día, el hidrógeno limpio se produce solo en pequeñas cantidades, pero los tiempos están cambiando. La legislación en materia de energía limpia y el respaldo financiero de los gobiernos a los proyectos de hidrógeno contribuirán a la creación de infraestructuras y a cubrir los elevados costes que trae consigo la eliminación de las soluciones existentes de combustibles fósiles.


En los últimos diez años, han sido los gobiernos de Europa y Asia los que han liderado el camino, pero ahora Estados Unidos se está uniendo a la fiesta. El paquete de gasto en energías limpias de 369.000 millones de dólares incluido en la Ley estadounidense para la Reducción de la Inflación supondrá un gran cambio tanto en Estados Unidos como en otros países. 


Esta histórica ley, firmada en agosto de 2022, incluye enormes incentivos financieros relacionados con las energías limpias, destinados tanto a los ciudadanos como a las empresas. La oferta y la demanda de hidrógeno limpio se verán favorecidas por un crédito fiscal a diez años a la producción, un crédito fiscal a la inversión destinada a las tecnologías de almacenamiento de energía y un nuevo crédito fiscal para los vehículos comerciales de pila de combustible de hidrógeno (y de batería). 


Estas nuevas medidas vienen a sumarse a los 8.000 millones de dólares otorgados por la Ley de Inversión en Infraestructuras y Empleo de 2021 para la creación de centros regionales de hidrógeno.


El papel del hidrógeno en la transición energética es aún muy incipiente, pero tiene potencial para convertirse en un elemento crucial que irá de la mano de la electrificación. El hidrógeno puede servir como combustible en aquellas áreas de la economía que son difíciles de descarbonizar, como la producción de acero y el transporte por carretera. Además, el hidrógeno ofrece otra forma de almacenar energía en cantidades mucho mayores para sectores como el transporte de larga distancia, donde la actual tecnología de baterías ha limitado la adopción de vehículos eléctricos.


El hidrógeno limpio puede etiquetarse como azul o verde dentro del denominado «arcoíris del hidrógeno», una convención informal de nomenclatura que hace referencia a las emisiones relativas de gases de efecto invernadero que surgen en la producción.


«Todo el mundo habla de la subvención explícita al hidrógeno de las energías limpias, pero el aumento del 70% en la desgravación fiscal por secuestro de carbono puede tener aún más consecuencias», señala Gideon Spitzer, analista de inversión en renta variable. Este crédito concreto aumenta de los 50 a los 85 dólares por tonelada métrica de CO2 almacenado. «En efecto, los proyectos de hidrógeno azul han pasado a ser viables desde un punto de vista financiero, ya que el secuestro de carbono se convierte en una tecnología competitiva en cuanto a costes después de impuestos».


En varios países europeos se han puesto en marcha mecanismos explícitos de precios e impuestos sobre el carbono con el fin de incentivar la inversión en energías alternativas, entre las que se incluye el hidrógeno verde.




Más información sobre
ESG
Gestión activa
Inversión a largo plazo

Las rentabilidades obtenidas en el pasado no garantizan rentabilidades futuras. El valor de las inversiones y las rentas generadas por las mismas pueden subir o bajar y es posible que los inversores no recuperen los importes invertidos inicialmente. El presente material no pretende ofrecer ningún tipo de asesoramiento de inversión, fiscal o de cualquier otra naturaleza, ni constituye una oferta ni una solicitud de compra o venta de valores.

Las declaraciones atribuidas a una persona concreta representan las opiniones de dicha persona en la fecha de la publicación, y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. Salvo indicación en contrario, la información contenida en el presente documento se refiere a la fecha indicada. Es posible que alguna información haya sido obtenida de terceros y, por lo tanto, la fiabilidad de dicha información no está garantizada.

Capital Group gestiona activos de renta variable a través de tres grupos de inversión. que realizan inversiones y toman las decisiones relativas a la delegación de voto de forma independiente. Los profesionales de la inversión en renta fija proporcionan análisis y gestión de la inversión de la renta fija en toda la organización. No obstante, en lo que respecta a aquellos títulos con características de renta variable, actúan exclusivamente en nombre de uno de los tres grupos de inversión en renta variable.