Cómo enfrentarnos a la volatilidad de los mercados | Capital Group
Capital Group

  • NUESTRAS ESTRATEGIAS
  • CÓMO INVERTIR
  • DE INVERSIÓN PERSPECTIVAS
  • ACERCA DE CAPITAL
  • VOLATILIDAD DE LOS MERCADOS

 

Cómo enfrentarnos a la volatilidad de los mercados

Los cambios rápidos y drásticos pueden afectar a los inversores. Las caídas del mercado pueden llevar a algunos de ellos a reducir su exposición a los mercados. Sin embargo, desde una perspectiva histórica, los periodos de inestabilidad y de acusados descensos de los mercados son buenos momentos para invertir. La inversión con una visión a largo plazo ofrece el poder tranquilizador de la perspectiva.

 

Las caídas del mercado son algo natural en el proceso de inversión

Los mercados registran correcciones periódicas que resultan inevitables, pero no duran para siempre.

La inversión basada en emociones puede resultar peligrosa

Las decisiones que un inversor toma en periodos de volatilidad pueden llevar al éxito o a las pérdidas.

Es importante invertir a largo plazo, sin tratar de predecir el comportamiento del mercado
Históricamente, aquellos inversores que se han mantenido en el mercado a largo plazo se han visto recompensados.

Las caídas del mercado son algo natural en el proceso de inversión

La historia de los mercados bursátiles demuestra que las caídas pueden diferir enormemente en intensidad, duración y frecuencia. Cuando el mercado se encuentra inmerso en una, es casi imposible saber si se trata de una caída pasajera o si nos encontramos al comienzo de una corrección más prolongada.
Desde 1970 se han registrado cinco caídas superiores al 20% del índice MSCI World. Y aunque es difícil soportar una caída media del 37% en estos periodos de caída, es aún peor perderse la media de rentabilidad del 283% registrada durante los periodos alcistas.
Otra de las razones por las que resulta difícil y poco aconsejable anticipar el comportamiento del mercado es que la duración de los mercados bajistas es mucho menor (15 meses de media).

La caída no intimida tanto si la contemplamos desde una perspectiva a largo plazo 

Las rentabilidades obtenidas en el pasado no garantizan rentabilidades futuras. Únicamente a efectos ilustrativos. Los inversores no pueden invertir de forma directa en índices.

Información a 31 diciembre 2019. MSCI World (con dividendos brutos reinvertidos) en USD. Mercado bajista: caídas de precio con una diferencia entre el máximo y el mínimo superior al 20% en el índice MSCI World. Mercado alcista: el resto de periodos. Fuentes: Capital Group, MSCI

La inversión basada en emociones puede resultar peligrosa

David Kahneman ganó el premio Nobel en 2002 por su trabajo en economía conductual, que se encarga de investigar el proceso de toma de decisiones financieras. Una de las principales conclusiones de la economía conductual es que las personas suelen actuar de manera irracional cuando toman este tipo de decisiones.
Las reacciones emocionales a las circunstancias que se producen en los mercados son algo perfectamente normal; es lógico que los inversores se pongan nerviosos cuando el mercado cae. Pero lo que hacen durante dichos periodos es lo que marca la diferencia entre el éxito y las pérdidas.
Si entendemos los principios básicos de la economía conductual resultará más sencillo tomar decisiones de forma racional. Reconocer los sesgos cognitivos tales como la aversión a las pérdidas y la mentalidad de manada puede ayudar a los inversores a identificar posibles errores antes de cometerlos.

Es importante invertir a largo plazo, sin tratar de predecir el comportamiento del mercado

Las correcciones del mercado no son algo fuera de lo común y no deberían resultar motivo de preocupación. Sin embargo, cuando los inversores ven disminuir el valor de sus inversiones, su aversión a las pérdidas puede llevarles a vender sus posiciones. Y una vez que venden, se quedan fuera del mercado,
lo que les puede salir caro, ya que los inversores que se mantienen al margen se arriesgan a registrar pérdidas en los periodos de fuertes subidas de precios que siguen a las caídas del mercado. Solo el hecho de perderse unos cuantos días de negociación puede afectar a la inversión. Si un inversor hubiera invertido 1.000 dólares en el índice MSCI ACWI en el año 2010, a finales de 2019 habría tenido 2.060. Pero si se hubiera perdido los 30 mejores días de negociación de dicho periodo, tendría un 99% menos de lo que invirtió inicialmente.
 

Unos cuantos días en el mercado pueden afectar a la rentabilidad de la inversión.

Valor de una inversión hipotética de 1.000 dólares en el índice MSCI ACWI, excluidos los dividendos, desde el 1 enero 2010 al 31 diciembre 2019.

Las rentabilidades obtenidas en el pasado no garantizan rentabilidades futuras. Únicamente a efectos ilustrativos. Los inversores no pueden invertir de forma directa en índices.

Valores en USD. Información a 31 diciembre 2019. Fuentes: RIMES, MSCI

«Creo que lo más importante es estar orientado al largo plazo. Resulta imposible adivinar lo que va a hacer el mercado hoy o la próxima semana, y además no creo que eso sirva para crear riqueza a largo plazo».

Tim Armour, presidente y director general

 

Las declaraciones atribuidas a una persona concreta representan las opiniones de dicha persona en la fecha de la publicación, y no reflejan necesariamente las opiniones de Capital Group o de sus filiales. La información ofrecida no tiene carácter exhaustivo ni se propone ofrecer asesoramiento alguno.