Capital GroupSM
Categories
Japón
La nueva política económica de Japón hacia el futuro digital
Christophe Braun
Investment Director

Tras ser elegido primer ministro de Japón el pasado 4 de octubre de 2021, Fumio Kishida optó por tomar medidas a toda velocidad. Desde la convocatoria de elecciones anticipadas al volumen de su paquete de estímulos económicos, sus decisiones parecían una carrera contrarreloj. De momento, han superado las expectativas del mercado.


«El tejado hay que arreglarlo cuando hace sol», afirmó el primer ministro antes de anunciar el paquete de medidas de estímulo por valor de 55,7 billones de yenes (490.000 millones de dólares)1  destinado a impulsar la economía japonesa tras la pandemia. El paquete incluye ayudas a los hospitales y a las compañías en dificultades, así como inversiones para ejecutar la estrategia de crecimiento del gobierno.


Aunque las medidas de estímulo económico pueden tener un gran impacto a corto plazo, para impulsar la recuperación del consumo también es necesario que se reduzcan las restricciones y que la cobertura de vacunación sea elevada. En la actualidad, la tasa de vacunación en Japón es del 79%2una de las más altas del mundo.


Las ambiciosas propuestas del gobierno podrían tener un impacto duradero


La dinámica a corto plazo es importante dada la incertidumbre que impera en el mercado, y también lo es el impacto a largo plazo de algunas de las propuestas más ambiciosas del primer ministro.


Se necesitará algo más que medidas de estímulo para que el país entre en la senda del crecimiento económico sostenible. Iniciativas como la estrategia de energía limpia y el concepto de «ciudad jardín digital» podrían tener un impacto duradero en la economía y los mercados financieros del país.


Se prevé que en junio el gobierno de Kishida ofrezca más información sobre su estrategia de energía limpia. El gobierno está trabajando en la reducción de las emisiones de carbono del país en un 46% para 2030 (a partir de los niveles de 2013) y en alcanzar la neutralidad del carbono para 2050.


Los cuatro pilares de la estrategia de crecimiento del primer ministro Kishida

Información a 8 noviembre 2021. Información recopilada por Capital Group a partir de las declaraciones realizadas por el primer ministro Kishida en la segunda reunión del Consejo de Realización de la Nueva Forma de Capitalismo. Fuente: Capital Group, página web oficial del primer ministro Fumio Kishida, gobierno de Japón

Entre los planes del gobierno estaría la inversión por valor de unos 2 billones de yenes (17.000 millones de dólares) para desarrollar una red de transmisión eléctrica HVDC (de corriente continua de alto voltaje) en todo Japón durante los próximos diez años.


Esta red de transmisión eléctrica permitiría a las centrales de energía eólica marina transmitir su electricidad a grandes ciudades de manera eficiente y a grandes distancias. Aunque aún no ha habido ningún anuncio oficial al respecto, se cree que el desarrollo de la red de transmisión eléctrica se producirá en los próximos diez años con inversiones procedentes del sector privado. Compañías como Hitachi, pionera en la tecnología HVDC, podría beneficiarse de un proyecto de esta magnitud.


Hacia un futuro digital


La visión del primer ministro de convertir Japón en una gran ciudad jardín digital implica avanzar en el desarrollo de infraestructuras 5G y poner en marcha tecnologías como el teletrabajo, la entrega con drones y la conducción automatizada.


En el centro de estos cambios está la transformación digital o DX3, que está interconectada con algunas de las prioridades políticas del gobierno. Se ve también como una continuación del programa de reformas digitales de su predecesor, Yoshihide Suga.


«Vamos a mejorar nuestra infraestructura digital, incluidos la tecnología 5G, los semiconductores y los centros de datos. Vamos a trabajar para que todos puedan disfrutar las ventajas de la transformación digital, sin dejar a nadie atrás», ha señalado el primer ministro Kishida sobre la puesta en marcha de la transformación digital que pretende el país.


La digitalización y la innovación en el sector sanitario son dos de las tendencias actuales a largo plazo. Las tendencias de digitalización, en concreto, se han acelerado gracias al aumento del comercio electrónico, del uso de streaming de vídeo y de los servicios basados en la nube durante las restricciones provocadas por la pandemia.


En Japón, las inversiones digitales siguen siendo bajas en comparación con otras economías desarrolladas como Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. De hecho, según los datos de la OCDE, estas inversiones llevan varias décadas bastante estancadas en el país4.


El país podría, sin embargo, mejorar estas cifras, ya que la demanda de infraestructuras y servicios digitales está aumentando gracias a los cambios en el comportamiento de los consumidores y a la creciente necesidad de mayor almacenamiento de datos y mayor solidez de los sistemas informáticos.


Gracias a la digitalización de la economía japonesa, las compañías que cuenten con una ventaja digital tienen potencial para desmarcarse de la competencia. Un ejemplo es BayCurrent Consulting, compañía de consultoría digital, un mercado que está creciendo con rapidez. La compañía registró una fuerte demanda de sus servicios cuando el gobierno japonés convirtió a la digitalización en una prioridad económica con el fin de ponerse al mismo nivel que otros países.


Mayor protagonismo en la economía del futuro


Mercado japonés de transformación digital
Importe de la inversión (miles de millones de yenes)

Las previsiones se muestran únicamente a fines ilustrativos.
El tamaño del mercado japonés de transformación digital se calcula a partir de las inversiones realizadas en transformación digital por las empresas del sector de las manufacturas, la distribución, las finanzas, la asistencia sanitaria, el tráfico y el transporte, el inmobiliario y otros sectores. Fuente: Fuji Chimera Research Institute (2020) "2020 Future Prospects of Digital Transformation Market», Capital Group

Fuera de Japón, hay cuestiones importantes que hemos de tener en cuenta, como el conflicto tecnológico entre China y Estados Unidos en relación con el 5G y la necesidad de aumentar la capacidad de los semiconductores para satisfacer la demanda en un mundo cada vez más conectado. Se trata de áreas en las que las compañías japonesas podrían desempeñar un papel fundamental, ya que muchos de sus productos y servicios son cruciales para la transformación digital que estamos presenciando en todo el mundo.


Japón también ha sido una fuente importante de inversión extranjera directa. Según los datos proporcionados por la UNCTAD, Japón fue el mayor inversor extranjero en 2018 y 2019. Sin embargo, sus flujos de salida de inversión extranjera directa cayeron de forma significativa en 2020 a los 116.000 millones de dólares, lo que situó al país en el segundo puesto, por detrás de China5.


Flujos de salida de inversión extranjera directa
(miles de millones USD)

Información a 21 junio 2021. Fuente: Informe mundial sobre inversiones 2021, publicado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)

De cara al futuro, pensamos que el gobierno prestará mayor atención a la seguridad económica y la política exterior. El nombramiento de un nuevo ministro de seguridad económica podría contribuir a acelerar la legislación este año, con el fin de potenciar la capacidad de resistencia de las cadenas de suministro del país y reforzar la supervisión de las tecnologías y las actividades estratégicas por parte del gobierno. Durante la pandemia, el gobierno japonés ha estado tratando de atraer a compañías extranjeras de sectores estratégicos, con el fin de que trasladen al país sus cadenas de suministro.


Así, el pasado mes de noviembre, Taiwan Semiconductor Manufacturing anunció su intención de construir una planta de fabricación con Sony en Kumamoto. La compañía estimó el gasto de capital inicial en unos 7.000 millones de dólares con ayuda del gobierno japonés.


La llegada del mayor fabricante de chips del mundo para impulsar el ecosistema japonés de los semiconductores supone un buen comienzo para el gobierno de Kishida, que no querrá volver a sufrir las interrupciones de las cadenas de suministro que tanto afectaron al sector manufacturero durante la pandemia.


La mayoría de los indicadores de popularidad del gobierno de Kishida muestran una tendencia al alza desde que el primer ministro se estrenó en el cargo el pasado mes de octubre

Información a 31 enero 2022. Fuente: Nikkei, The Japan News, Kyodo News

En la actualidad, el gobierno centra sus esfuerzos en la contención de la variante ómicron y en la aceleración de las dosis de refuerzo de las vacunas. El país ha adoptado las normas más estrictas en materia de fronteras de todo el G7. Aunque aún hay mucha incertidumbre en torno a la variante ómicron, su llegada parece indicar que el COVID-19 podría quedarse con nosotros durante algún tiempo.


En lo que respecta al primer ministro Kishida, la gestión de una mejora significativa de la economía japonesa le pondría en buena posición para ganar las elecciones a la cámara alta que se celebrarán en julio de 2022 y le ofrecerían la posibilidad de gobernar tres años sin elecciones. El éxito en estos frentes reforzaría la base de poder del primer ministro y le daría tiempo suficiente para aplicar otras políticas redistributivas. Ese es el potencial punto de inflexión al que hay que prestar atención.


 


1. El paquete de medidas de estímulo de Japón consiste en la entrega de dinero en efectivo a los hogares de bajos ingresos, las ayudas a las compañías en dificultades y los subsidios para los viajes nacionales. Incluidos los fondos del sector privado, el volumen total del paquete podría ascender a 78,9 billones de yenes. Fuente: gobierno de Japón


2. Información a 2 febrero 2022. Fuente: Nuestro mundo en datos


3. El ministro japonés de Economía, Comercio e Industria define el término DX como la transformación digital, por ejemplo, de productos, servicios, procesos, modelos de negocio o cultura, que provoca cambios drásticos en los entornos empresariales. Las compañías pueden aprovechar los datos y las tecnologías digitales para generar una ventaja competitiva.


4. Fuente: McKinsey Company «Using digital transformation to thrive in Japan’s new normal: An urgent imperative», estadísticas de la OCDE


5. UNCTAD: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo


 



Christophe P. Braun is an investment specialist at Capital Group with responsibility for covering equities. He has 10 years of investment industry experience and has been with Capital Group for four years. Prior to joining Capital, Christophe worked at CBP Quilvest S.A. as a portfolio manager and investment advisor. Before that, he was an investment representative at TD Direct Investing International. He holds a master's degree in financial and industrial economics from Royal Holloway University of London and a diploma of science in business management and economics from University Leopold Franzens in Austria. Christophe is based in Luxembourg.