Perspectivas: ¿Qué implican las elecciones estadounidenses para los inversores? | Capital Group